Leyendas de Saltillo: Mónico Martínez y las brujas

Esta leyenda ocurrió en las calles de Saltillo durante el siglo XX / Foto: Ricardo Esquivel

Mónico le advirtió a sus amigos y familiares que las brujas lo acechaban y no lo escucharon ¿Te la sabes? Aquí te contamos más

Aunque el aniversario de Saltillo fue esta semana, seguimos de fiesta, ya que además los festejos se juntan con la próxima celebración que da identidad que es la del Santo Cristo. Por lo que en A Tiempo T.V te seguiremos contando las leyendas de Saltillo, en esta ocasión te hablaremos de Mónico Martínez y las brujas.

Se cree que esta historia se desarrolla entre los años de 1919 y 1921 en una casa en Victoriano Cepeda sur con el # 765. Este era el hogar de Monico Martínez, un agente de hoteles que trabajo por más de 30 años en los hoteles “La Plaza” y “Coahuila”.

Mónico era conocido por su capacidad de tener diferentes temas con respecto a lo que sucedía en la ciudad. Además, era un hombre pulcro ya que siempre tenía la ropa limpia y planchada y sus zapatos boleados.

Algo característico de Mónico es que siempre cargaba amuletos representando diferentes figuras de marcada superstición y números cabalísticos. Llevaba una leontina de oro amarillo con una calaverita de ojos color rojo, simulados con alguna imitación de granate o de rubí.

También tenía un numero 13 como prendedor en el nudo de su corbata y en la solapa del chaquetin un trébol de cuatro hojas, un clavel, una gardenia o una rosa.

Te puede interesar: Leyendas de Saltillo: Agustin Jaime

Pese a esto parecía muy normal, solo cuando surgía un tema sobre brujería o aparecidos, el aseguraba saber de muchos sucesos acontecidos en la sociedad. Martínez alardeaba de ser uno de los que no le temía a los espíritus, pero creía en hechizos, maleficios de brujas y brebajes mágicos y él decía ser víctima de las brujas a las cuales les tenía mucho miedo.

Decía que veía volar a las brujas por las tapias de su casa montadas sobre escobas y que las lechuzas nunca abandonaban los árboles de su casa. Mónico se veía nervioso y hasta parecía que entraba a un estado de locura. Los médicos aseguraban que no tenían ningún mal y sus amigos cercanos creían que esto era solo un juego.

Cuenta la leyenda que entre 1919 y 1921 el físico de Mónico había cambiado viéndose descuidado, además faltaba mucho a su trabajo. Sus familiares estaban preocupados por su salud y por su estado. Finalmente una mañana del mes de marzo de 1921 fue encontrado su cuerpo flotando en la alberca de Altamira.

No había evidencia física de su asesinato, ni armas de fuego ni instrumento alguno con el cual pudiera haber sido acecinado. Solo tenía unos pequeños rasguños en el cachete izquierdo y unos raspones en el antebrazo derecho, no había muerto ahogado, solo se encontró con un zapato. El otro zapato se encontró con su hermana Luisa que se había quedado con él al tratar de detenerlo cuando lo vio volar.

Su muerte fue un misterio, pero les advirtió

Su primo relataba que días antes a las nueve de la noche estando acostado, se levantó y fue a decirle que no podía dormir porque las lechuzas y las brujas estaban esperando a que se durmiera para llevárselo.

Martínez ya llevaba varios días de sin dormir, a lo que su primo le pidió que dominara los nervios y se fuera a dormir. Su primo le advirtió que de no hacerlo podría morir debido a su condición.

Debido a que no conseguía dormir la familia pidió ayuda de las autoridades quienes montaron guardia en la entrada de la habitación de Mónico, como a las 11 de la noche se escucharon gritar de nuevo a Mónico “las brujas me quieren llevar”.

Esa noche lograron que se acostara, pero antes les advirtió que, si no lo cuidaban, las brujas se lo llevarían. Siguieron montando guardia en las sillas que tenían en la puerta de la recama y Mónico siguió inquieto hasta las dos o tres de la mañana y después creyendo que estaba dormido se durmieron recargados en las sillas.

A la mañana siguiente Mónico no se encontraba en la cama, solo supieron que su cadáver había sido encontrado en la alberca de Altamira  y que su hermana estaba en estado inconsciente en el patio con un zapato de Mónico en la mano.

ATiempo.Tv es el primer medio de comunicación nativo digital e independiente en Coahuila, caracterizado por su compromiso y responsabilidad de contribuir a la sociedad; brindando información verificada de manera profesional, ética y confiable. Es por eso que te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para que tengas acceso a las noticias más relevantesd a nivel local, nacional e internacional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.