CHAPO GUZMÁN, CONDENADO SIN SALIDA

Uno de los más buscados en el mundo por diversos delitos, al fin fue condenado.

¿QUIÉN ES JOAQUÍN ‘EL CHAPO’ GUZMÁN?

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, conocido como ‘El Chapo’ Guzmán, nació en el municipio sinaloense de Badiraguato, el 4 de abril de 1957; se crió en la comunidad La Tuna y a los 15 años de edad se inició en el narcotráfico en la siembra y venta de marihuana en la sierra, pues según dijo en su famosa entrevista con el actor Sean Penn, era “la única manera de tener dinero para comprar comida y sobrevivir”.

‘El Chapo’ también ha sido el segundo hombre más buscado por el FBI y la Interpol después de Osama Bin Laden.

A mediados de los años 80, Guzmán Loera formó su propia banda junto con su compadre Héctor Luis «El Güero» Palma. Era un grupo pequeño, de unas 25 personas.

Por aquel entonces, «El Chapo» era uno más de los colaboradores del Cartel de Guadalajara fundado por quien entonces se consideraba el mayor traficante de drogas de México: Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como «El Jefe de Jefes» o «El Padrino».

Al mando del Cártel de Sinaloa, Guzmán Loera transportó narcóticos desde Centro y Sudamérica para distribuirlas al mayoreo en ciudades de Estados Unidos como en Arizona, Atlanta, Chicago, Los Ángeles, Miami, Nueva York y otros puntos.

Para ello, según la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), utilizó submarinos, aviones, trenes con compartimientos secretos y túneles transnacionales.

La DEA reportó que una de las mayores incautaciones de drogas dirigidas a los Estados Unidos involucró más de 7 toneladas de cocaína escondida en latas de chiles jalapeños.

El lucrativo negocio de narcotráfico de Guzmán Loera generó miles de millones de dólares en ganancias ilícitas, señaló la oficina de la DEA.

«Utilizó varios métodos para lavar dinero, incluido el contrabando de efectivo de Estados Unidos a México. Una de las incautaciones más grandes fue de 1.26 millones de dólares en compartimentos ocultos en un camión conducido por el hermano de Guzmán Loera en Douglas, Arizona, en 1989. Además del contrabando de efectivo, Guzmán Loera supervisó numerosas compañías fantasma, entre ellas una empresa de jugos y otra de harina de pescado, para lavar las ganancias del cartel”, destaca la oficina de la DEA.

EL CHAPO GUZMÁN, EL ROBIN HOOD DE SINALOA

Si Joaquín El Chapo Guzmán volviera a su natal Badiraguato, en el norteño estado de Sinaloa, sin lugar a duda habría fiesta.

El hijo pródigo, fundador del poderoso cártel de drogas que lleva el nombre del estado, volvería y sería arropado nuevamente por los pobladores que lo describen como si fuera un Dios.

Si volviera, sería un alivio, dicen los pobladores, porque cuando estaba no había pobreza ni violencia. Era, describen, como un territorio con un autogobierno no reconocido y un mandatario generoso.

«Desde que ya no está el señor Chapo hay más pobreza, y la gente se tiene que bajar (de la sierra), porque está más canija… más dura la cosa», dice Jorge Valenzuela, un poblador de Potrero de Bejarano, comunidad que colinda con el estado de Chihuahua.

«Él repartía dinero a la gente, le daba para sembrar, para que comprara cosas, ya no hay nadie que haga eso», agrega Valenzuela desde este pueblo ubicado en el llamado Triángulo Dorado, localizado en las montañas del noroeste de México.

Nueve de cada 10 personas que residen en Badiraguato viven en condiciones de pobreza o pobreza extrema, según datos del gobierno mexicano.

Es el municipio con más carencias sociales y económicas de Sinaloa. Es también el municipio con menor número de carreteras construidas, pero de los que cuenta con más caminos rurales que llevan hacia la sierra, donde las principales actividades son la minería (33% del territorio está concesionado a empresas extractoras) y la producción de mariguana.

Datos públicos de la Secretaría de la Defensa Nacional revelan que en Sinaloa se concentró el mayor volumen de erradicación de marihuana durante 2018, con la destrucción de 43.976 hectáreas, un 31% del total eliminado en el país.

La producción de enervantes fue la industria que Guzmán lideró con el cártel de Sinaloa, hasta hace dos años, cuando lo detuvieron en la ciudad de Los Mochis, al norte del estado. «Aquí toda la gente tiene dónde sembrar, pero como no está el señor Chapo, ya la gente no siembra casi, porque a él se la vendían», lamenta Valenzuela.

FIN DEL IMPERIO

El 5 de noviembre de 2018 comenzó en Nueva York el juicio del capo, durante 25 años el cártel de Sinaloa y de haber importado al menos 1,200 toneladas de cocaína, más de 49 toneladas de marihuana, alrededor de más de 200 kilos de heroína y metanfetaminas.

El 12 de febrero de 2019 es declarado culpable de diez cargos, tras tres meses de audiencias. Los cuales son: 

1.- Participación continua en una empresa criminal.

2. Conspiración internacional para producir y distribuir cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana

3. Conspiración para importar cocaína 

4. Conspiración para distribuir cocaína 

5, 6, 7, y 8.- Distribución de cocaína a nivel internacional 

9.- Uso de armas de fuego 

10.- Conspiración para blanqueo de ganancias producto del narcotráfico

El Chapo Guzmán fue sentenciado en Estados Unidos a cadena perpetua tras haber sido declarado culpable de 10 cargos. El narcotraficante más peligroso de años recientes, puede ser transferido a la Prisión de Máxima Administrativa de EU, que se ubica en el complejo penitenciario federal en Florence, un pueblo a 177 kilómetros.

INFORMACIÓN: AFP, MILENIO Y AGENCIAS

Comments are closed.