A seis años del feminicidio que consternó a México, sentencian a tercer implicado

El caso de Fátima le dio la vuelta a México, despertando una ola de manifestaciones en la mayor parte de los estados

Fátima Quintana, de tan sólo 12 años, fue interceptada por tres vecinos en su camino a casa de la escuela; la violaron, torturaron y asesinaron golpeando su cabeza con piedras de 30 kilos

Durante la tarde de este martes, un juez del Estado de México, dictó prisión vitalicia para José Juan «N», por el feminicidio de la pequeña Fátima Quintana, de 12 años de edad, quien fue asesinada el 5 de febrero del 2015 en Lerma, Edomex Juan se convirtió en el tercer y último victimario en recibir sentencia, por la cual deberá pasar hasta 70 años en prisión.

Esta es la segunda vez que se le juzga, pues, en un principio había quedado en libertad. Gracias a la insistencia y resistencia de Lorena y Jesús, los padres de Fátima, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, volvió a revisar el caso, culminado este 12 de octubre. Luego de escuchar la sentencia, la familia de la niña, dijeron sentirse satisfechos con la resolución:

“Me siento bien. Fátima, al final, obtuvo justicia. Se sentenció al feminicida a prisión vitalicia. Mis hijos, yo sé que nadie me los va a devolver, ni esta prisión vitalicia me va a devolver a mis hijos, pero por lo menos, este es un aliciente para todas las madres que luchamos, que caminamos día a día, que tenemos años por caminar y por lograr este acceso perfecto a la verdad y a la justicia”

Lorena, madre de Fátima

¿Cómo fueron los hechos que consternaron a todo México y dieron pie a una ola de manifestaciones alrededor del país?

En cada una de las manifestaciones se exigía justicia por la pequeña de 12 años

Fue el cinco de febrero del 2015, cuando Fátima, de 12 años de edad que regresaba a casa tras terminar sus clases en la escuela, en su domicilio ubicado en la comunidad de La Lupita, Casas Viejas en el municipio de Lerma, fue interceptada por tres vecinos.

Su padre, don Jesús Quintana quien sabía que poco antes de las 15:00 horas debía estar por llegar, salió a esperarla, sin embargo, no llegó. Cuando la madre, Lorena Gutiérrez, vio lo que ocurría, salió a la calle a preguntar a sus vecinos y conocidos sobre el paradero de su hija, si alguien la había visto. Al no obtener respuestas positivas, se organizaron para comenzar a buscarla.

De este modo, cuando doña Lorena llegó a casa de uno de los vecinos y preguntó por su hija, recibiendo una respuesta negativa, un segundo sujeto se asomó, siendo cuestionado también por la desesperada madre. No obtenía respuestas. Fue entonces cuando Sandy, una amiga de la víctima se acercó y les dijo:

¿Por qué le están diciendo a la señora Lorena que no vieron a Fátima? Si cuando yo venía por el poste con mi mamá, volteé y Fátima venía ahí y tú, Luis Ángel y Misael, estaban silbando hacia donde ella venía”

Al señalar a los tres hermanos, el grupo de búsqueda fue a la residencia, donde Lorena había caminado aproximadamente 5 metros hasta que encontró el suéter de su hija, junto a un cuchillo lleno de sangre. En la tierra había marcas de rasguños, sin embargo, no estaba el cuerpo de la menor.

El grupo entró a la vivienda encontrándose con más pertenencias: una liga del cabello, un arete, un pedazo de calcetín, parte de su uniforme de deportes y lo que parecía un pedazo de pie.

En ese momento, localizaron el cuerpo de la menor, que yacía debajo de lodo, tierra, escombro, ramas y llantas, enterrado tan apresuradamente, que sobresalían partes de sus pies y manos.

Don Jesús y Doña Lorena no descansaron hasta obtener justicia por su pequeña hija

La comunidad que se había unido en un acto de solidaridad con la madre, mostró su profundo coraje, arremetiendo violentamente contra los tres hermanos. Luego de golpearlos, prepararon todo para lincharlos. No obstante, la madre de la víctima, los detuvo.

Posteriormente, una vez que las autoridades comenzaron a investigar el caso, el reporte médico forense arrojó que Fátima fue violada por tres sujetos de manera vaginal y anal; le introdujeron por el recto un objeto con bordes irregulares; recibió 90 puñaladas y piquetes en todo el cuerpo; le tiraron todos los dientes; le sacaron un ojo; le abrieron el pecho a nivel del tórax y cada una de sus entrepiernas.

Sufrió fracturas de sus muñecas, un hombro y tobillos.

A pesar de todo, Fátima, quien se aferraba a la vida, dejó de respirar cuando los tres hombres arrojaron piedras de más de 30 kilos sobre su cráneo.

Luego del proceso penal, en el 2017, Luis Ángel Atayde Reyes, fue sentenciado a 70 años de prisión; su hermano, Misael «N», por ser menor de edad solamente recibió una pena de 5 años, misma que concluyó en el 2020.

Finalmente, José Juan «N», quien había quedado en libertad por falta de elementos, fue declarado culpable y sentenciado a la pena máxima de prisión, gracias a la apelación interpuesta por la familia ante la decisión del juez de control.

ATiempo.Tv es el primer medio de comunicación nativo digital e independiente en Coahuila, caracterizado por su compromiso y responsabilidad de contribuir a la sociedad; brindando información verificada de manera profesional, ética y confiable. Es por eso que te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para que tengas acceso a las noticias más relevantes a nivel local, nacional e internacional.

Comments are closed.