Un hombre feliz y conforme, pero no conformista Enrique Martínez Morales

En esta platica conocimos otra faceta de Enrique Martínez Morales
En esta platica conocimos otra faceta de Enrique Martínez Morales / Foto: A Tiempo.Tv

Seguramente hemos relacionado el nombre de Enrique Martínez dentro del ámbito político y empresarial, pero aquí conocerás su faceta fuera de esto

“Aquí yace un hombre que amo la vida y fue feliz”, tranquilos está no es la esquela de Enrique Martínez Morales, pero es algo que le gustaría apareciera en un futuro en su epitafio. Y con esta Platica con Memo Flores, nos dimos cuenta de lo convencido que está de ello.

Como han visto desde No entrevistas atrás, en esta sección nos dedicamos a presentarles de una manera distinta a quienes fueron los invitados de Platica con Memo Flores. En esta ocasión es momento de presentarles a Enrique Martínez, y cómo es que él se mantiene como un hombre feliz y leal a sus principios.

Cabe destacar que la felicidad no se mide solamente con la sonrisa y aunque Martínez Morales es alguien bastante sonriente, hay más maneras de notar su felicidad. Por ejemplo, la seriedad con la que toca los temas y además la tranquilidad con la que respondía a todas las preguntas, incluso las relacionadas con la política.

Disfruta de la política

A veces no es posible separar la persona de la profesión, este es el ejemplo de Martínez Morales, pero es porque él disfruta realmente de lo que hace, teniendo claro que la política no es toda su vida. Es alguien que está metido en la política desde muy joven por su papá Enrique Martínez y Martínez, él y sus hermanos le ayudaron en la campaña para gobernador pegando calcomanías.

Es sencillo notar el amor que siente por la política cuando lo escuchamos hablar de estos temas. Argumentó que, aunque está involucrado por su papá, aunque no hubiera entrado a la política, él si lo hubiera hecho porque tiene vocación de servicio.

Además de tener un gran amor por la política y su trabajo como servidor público tiene muy claro el concepto de fidelidad. Que es algo que en estos tiempos quizá sea difícil de encontrar en otros políticos, no imposible, pero si complicado.

Te puede interesar: Sueños, pasión, entrega y decisión la armonía de Natanael Espinoza

Y es que muy a mi pensar, quizá la política como otras profesiones demandantes requiere de un contrato no hablado como en las relaciones. Es decir, el político debe aprender a ser fiel pero no a una persona, sino a sus principios, sus ideales y los del partido con el que inició.

Esto es algo que al menos Enrique Martínez tiene presente y él nos lo expresó: “el parido es un conjunto de personas y si esas personas no actúan de manera correcta veo muy irresponsable salirse porque no estás de acuerdo con lo que hizo su dirigente en su momento”. Creo que al menos sabemos que no busca servirle a una persona, algo que además de dejarnos un buen sabor de boca de esta entrevista, también nos enseña el modo en que lo educaron. Y es que finalmente uno siempre para bien o para mal, tiene el ejemplo de quienes lo criaron.

Hijo y nieto orgulloso

Sin duda algo que pudimos notar es que Martínez Morales le tiene un profundo amor a su padre y a su abuelo. Por la forma en que sonríe cuando habla de ellos y como le brillan los ojos, como un niño que ve en su padre a un héroe. Así es la imagen que obtenemos de él al hablar de sus ancestros.

Sin embargo, no solo les tiene un profundo amor sino también un enorme respeto que se supieron ganar con sus acciones. Y es que si algo tiene bien claro es que llevar el apellido MARTINEZ, no es solo un honor sino una gran responsabilidad.

Él mismo lo expresaba, él y sus hermanos no pueden equivocarse, porque si lo hacen no manchan solo su nombre. Sino también el apellido que a su abuelo y su padre les costó poner en alto. Una gran carga sin duda, creo que quizá muchos podemos sentirnos identificados en esta frase “no puedo fallarles”. Y a veces llega esta incertidumbre y este miedo de no querer fallarle a nuestros ancestros.

Te puede interesar: Guillermo Anaya fiel a sus ideales

Sin embargo, cuando él lo expresó no se le veía el más mínimo gesto de temor o de preocupación, al contrario, lo mencionó de la manera más tranquila que pudo. Y esa serenidad es algo que también quiero resaltar ya que creo que está tan seguro de lo que aprendió de sus padres y de su abuelo que sabe que es sencillo no fallar.

“es una gran bendición y una gran ventaja, pero también una gran responsabilidad…dejó un nombre limpio.

Además de haber aprendido de ellos a ser una persona honesta e integra, aprendió de su madre el querer servirle a la gente. Aunque su vocación como servidor público es algo nato, creo que lo que nos contó nos deja claro que también es algo que le aprendió bien a Doña María Morales. Ya que también trabajó muy de cerca con ella en el DIF.

Amigo fiel

Creo que además de resaltar esa fidelidad a la política algo a lo que quiero dedicarle unos párrafos es a su amistad con Carlos Escamilla. Ya que al hablar de él, pese a ser un tema sensible por su muerte, Martínez Morales nuevamente se mostró tranquilo.

No una tranquilidad en la que pareciera que no es un tema sensible, porque los ojos se le pusieron rojos. Pero si una tranquilidad que expresa lo agradecido que está con la amistad que en su momento tuvo. Añadió que lo conocía de años atrás y que al ser más grande era quien le daba consejos y a quien le contaba todo.

Alguien a quien le gustaría haberle presentado a quien ahora es su esposa como “su futura esposa” en el momento que la conoció. Añadió con mucha seguridad que estaría orgulloso de lo que es ahora, mientras sonreía.

Padre responsable

Además, algo que salió a relucir fue su papel como padre y la responsabilidad que ha adquirido desde que lo es. Dejando claro no solo de manera expresa que sigue el consejo y ejemplo de su padre. Ya que para él lo más importante es pasar el tiempo con sus hijos, convivir con ellos y verlos crecer.

Argumentó que, aunque su papá no pudo pasar tanto tiempo con él, está orgulloso, pero por lo mismo busca pasar tiempo con sus hijos. Lo más importante para Enrique Martínez Morales es su familia y su felicidad. Dejar un buen ejemplo a la sociedad que lo ve de ser un padre responsable, pero más que nada dejar ese buen ejemplo a sus hijos de ser íntegros, honestos, perseverantes, trabajadores y felices.

Encuentra este y otros contenidos en nuestro: Semanario Atiempo Ed. 20

“Que no te cambies tú, que sigas siendo tú mismo, que sigas siendo el hombre feliz que debes ser y que no dependas de un puesto para ser exitoso en la vida”.

ATiempo.Tv es el primer medio de comunicación nativo digital e independiente en Coahuila, caracterizado por su compromiso y responsabilidad de contribuir a la sociedad; brindando información verificada de manera profesional, ética y confiable. Es por eso que te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para que tengas acceso a las noticias más relevantes a nivel local, nacional e internacional.