ORIGEN DEL BLACK FRIDAY

En realidad, el Black Friday o Viernes Negro, es una fiesta de consumo que tiene lugar cada año el día después de Acción de Gracias. Se trata de una jornada que no es considerada festivo a nivel nacional, aunque sí es día de descanso laboral en algunos estados.

Pese a muchas historias que parecen darse el crédito del origen del Black Fridays, los primeros en denominar así al viernes posterior al día de Acción de Gracias fueron los agentes de la Policía de Philadelphia a mediados de los años cincuenta. Las autoridades del lugar decidieron definir así una jornada caracterizada por un denso tráfico y caos generalizado en la ciudad, en parte, por la gente que abarrotaba las calles para hacer sus compras navideñas.

A la par también se llegaba a celebrar un famoso partido clásico Navy-Army, un partido de fútbol americano que se celebra desde 1890 entre los equipos de la Academia Naval y la Academia Militar, marines contra soldados.

Según se recoge en el diario ‘Telegraph’, ningún policía de Philadelphia podía tomarse el día libre en la víspera del partido y se veían en la tesitura de trabajar largas jornadas para controlar las multitudes que abarrotaban la ciudad, por lo que decidieron denominarlo su propio ‘viernes negro’.

El nombre se fue extendiendo por toda la ciudad, y ante la connotación negativa que fue tomando por el camino los comerciantes de la ciudad decidieron aprovecharlo cambiándole el nombre para que pasara a ser Big Friday ‘gran viernes’, en lugar de Black Friday.

La asociación entre el Black Friday y las ventas post-Acción de Gracias no llegaron hasta la década de los ochenta, pero en la actualidad esta jornada se ha convertido en el mayor evento de compras del año de todo Estados Unidos: muchas tiendas reducen sus precios con el fin de aumentar las ganancias y comenzar oficialmente la temporada festiva.

Comments are closed.