BORDADOS MEXICANOS

México es reconocido como uno de los principales países con una hermosa producción artística en el mundo textil. Posee siglos de historia y creatividad a lo largo del país. Gracias a ello, y a una amplia diversidad de tradiciones, costumbres, mestizajes y cosmogonías.

Desde todos los rincones del país, habitan artistas textiles, tejedoras y bordadoras que se han encargado no sólo de inmortalizar las técnicas y simbolismos de nuestros antepasados en las indumentarias tradicionales.

Son “manos milagrosas que convierten necesidades y miedos en espíritu, obras de arte popular surgidas de la biodiversidad que conforma su hábitat natural.”

Los vestidos mexicanos son magistrales ejemplos de un arte textil de gran tradición. Los artesanos tejedores consagraban los hilos que utilizarían, y las niñas, al cumplir siete años, les ofrecían su primer tejido a sus divinidades. Ambas tradiciones demuestran la importancia que estas artes tenían para los mayas y muchos otros grupos indígenas de México.

Tradiciones que transforman los objetos más cotidianos en maravillosos ejemplos de una gran tradición ancestral. Los tejidos son desde siempre parte inherente de la población pues es fácil encontrar hombres y mujeres de pueblos originarios que visten y venden sus tejidos en mercados al público, a los turistas, inclusive a diseñadores de todo el mundo.

Inclusive los cortes y los tejidos son tan variados como los pueblos que componen esa nación. La identidad mexicana se teje en las historias que dan lugar a los hilos y los motivos de sus trajes.

Una pieza interesante es el quesquémel (del náhuatl quechquemitl, ‘prenda del cuello’), que se utiliza exclusivamente en México. Este consiste en dos lienzos rectangulares que se colocan en escuadra y se unen mediante una costura. Se coloca sobre los hombros para proteger del frío, a la vez que deja los brazos libres para permitir el movimiento.

Con una gran variedad de combinaciones de urdimbre, madera, entre otros materiales se da lugar a lo mejor de la fusión indígena luego de haberse mezclado con la influencia de la conquista española para hacer de las prendas mexicanas iconos propios.

Comments are closed.