BANKSY, EL ARTISTA CLANDESTINO MAS FAMOSO DEL MUNDO

Banksy es uno de los grandes polemistas de nuestro tiempo, un artista que se esconde tras una capucha, una máscara de gas y una lata de pintura en aerosol. Ha asentado su posición en la venerable historia de la parodia política, junto a Goya, Hogarth o Daumier. Es un Voltaire de la era moderna. Dicen que nació en las proximidades de Bristol: allí empezó a plasmar su arte. Una rabiosa mezcla de humor, mala leche y vandalismo.

Aunque las declaraciones de los artistas son tan difíciles de encontrar como sus obras, el artista callejero conocido como Banksy, dijo en una entrevista que no era de su interés hacerse conocer. Muchas de sus obras son deseadas por famosos, incluso han llegado a subastarse pedazos de muro intervenidos por el artista británico.

El tema de sus obras hace frente a los debates urgentes de la actualidad con ingenio y una sátira mordaz; entre sus obras más conocidas, los ositos de peluche que lanzan cócteles molotov, los policías antidisturbios que se besan, o el dibujo de una persona que se eleva con un globo sobre el muro que separa Israel y Palestina.

La obra del pintor británico, cruda, desgarrada, semiabstracta, fácilmente identificable, forma ya parte del canon contemporáneo. Su ironía visual destila las situaciones políticas más complicadas en una sola imagen.

Una última encuesta de YouGov le coloca como el artista contemporáneo favorito del público inglés.

En una época donde los jóvenes se ven más  desapegados al sistema político, el arte de Banksy es la expresión de una protesta antisistema que han hecho de éste artista, un personaje famoso pese a que el mismo nunca ha buscado la popularidad.

El mismo (o no) que también tiene su propia película: ‘Exit Through the Gift Shop’ (La salida, por la tienda de regalos), cambia el aerosol por una cámara liviana de vídeo. Un documental, una broma, una reflexión sobre la identidad, el arte y los warholianos quince minutos de fama.

Comments are closed.