Yo soy y voy a: Día Mundial contra el cáncer

Desde el año 2019, la campaña del Día Mundial contra el Cáncer es «Yo soy y voy a» haciendo un llamado a cualquier persona a actuar contra el cáncer

¿Qué es el cáncer? 

Según la OMS es un proceso descontrolado de crecimiento y diseminación de células y puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo; la mayor parte de las veces un tumor invade el tejido circundante y provoca metástasis (se propaga) en diferentes puntos del organismo. 

El cáncer la segunda causa principal de muerte en América. En el 2018, se diagnosticaron unos 3,8 millones de casos y 1,4 millones de personas murieron por esta enfermedad.

Los tipos de cáncer diagnosticados con mayor frecuencia en los hombres son: de próstata (21,7%), pulmón (9,5%), y colorrectal (8,0%); en las mujeres, los cánceres más frecuentes son: de mama (25,2%), pulmón (8,5%), y colorrectal (8,2%).

Existen muchos tipos de cáncer que una persona puede desarrollar, debido a múltiples causas. En muchos casos, los factores de riesgo no pueden modificarse, pero alrededor de un tercio de los casos de cáncer pueden evitarse.

Desde el año 2019, la campaña del Día Mundial contra el Cáncer es «Yo soy y voy a» haciendo un llamamiento a cualquier persona a actuar contra el cáncer. Cualquier acción individual puede suponer un cambio a nivel global, y esto es lo que se quiere reflejar. 

En ATiempo.Tv se quiere informar a la sociedad sobre esta problemática para que se pueda prevenir.

Foto tomada de Freepik.

Factores de riesgo

Algunos no modificables son la edad o la genética, sin embargo, los que sí se pueden controlar son:

  • El consumo de alcohol, tabaco y drogas.
  • Llevar una alimentación equilibrada
  • Hacer ejercicio
  • Evitar las radiaciones o exposición a sustancias cancerígenas.

Síntomas

Algunos síntomas significativos a los que se debe prestar atención, aunque la presencia de uno o varios de ellos no significa que se tiene cáncer, son: 

  • Bultos o masas extrañas en cualquier parte del cuerpo.
  • Fatiga, cansancio, falta de aire o tos.
  • Sangrados o hemorragias imprevistas.
  • Pérdida de peso repentina o falta de apetito.
  • Dolor.
  • Complicaciones al tragar, al orinar o al realizar cualquier otra necesidad fisiológica.
  • Sudores nocturnos intensos.
  • Cambios en un lunar o manchas en la piel.
  • Cambios en las mamas.

No obstante, se puede consultar a un médico si se llegan a presentar.

Prevención

La detección temprana en el cáncer es fundamental, de forma que existen ciertas pruebas diagnósticas que pueden ayudar a la probabilidad de curación. Tal es el caso del cáncer de mama, colorrectal, de pulmón y cervical

Existen algunas consideraciones a tomar para prevenir y evitar esta enfermedad: 

  • Evitar los factores de riesgo.
  • Vacunate contra los papilomavirus humanos y contra el virus de la hepatitis B.
  • Reducir la exposición a la radiación ultravioleta.
  • Reducir la exposición a la radiación ionizante (por motivos profesionales o durante la realización de pruebas de diagnóstico por la imagen).
  • Hacerse exámenes de rutina cada seis meses o una vez al año.
Foto tomada de Freepik.

Detección

El diagnóstico temprano consiste en 3 pasos sucesivos que deben llevarse a cabo de manera oportuna:

  • 1. Estar consciente de un posible problema de salud y tener acceso a la atención médica.
  • 2. Realizarse estudios clínicos, diagnóstico y estadificación (para encontrar la etapa en la que se encuentra el tumor).
  • 3. Tener acceso al tratamiento.

Cuando el diagnóstico se hace oportunamente, hay grandes posibilidades de administrar un tratamiento curativo para la mayoría de los tipos de cáncer. Cuando la enfermedad se diagnostica en etapas avanzadas, es más difícil de curar.

Foto de Master1305

Tratamiento

Cada tipo de cáncer requiere un tratamiento y protocolo específico, que puede ir desde una cirugía, radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia, etc. Por eso es esencial un diagnóstico correcto para poder dar el tratamiento adecuado, en tiempo y forma.

El objetivo principal del tratamiento es curar el cáncer o prolongar la vida del paciente. También se puede mejorar la calidad de vida del paciente con cuidados paliativos y apoyo psicosocial.

Cuidados Paliativos

El tratamiento paliativo está diseñado para paliar o calmar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente en cualquier etapa de la enfermedad. Incluso para controlar los efectos secundarios de los tratamientos.

Los cuidados paliativos pueden aliviar los problemas físicos, psicosociales y espirituales de más del 90% de los enfermos con cáncer avanzado. El objetivo no es curar el cáncer, sino aliviar aquellos síntomas que causan dolor y en lo posible, ayudar a que el paciente y sus familias tengan una mejor calidad de vida.

El Futuro

Si no se toma acción, se prevé que para el 2030, el número de personas recién diagnosticadas con cáncer aumentará en 32% y ascenderá a más de 5 millones de personas por año en América, debido a que la población está envejeciendo, los estilos de vida están cambiando y a la exposición a factores de riesgo.

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en YoutubeFacebookTwitterInstagramWhatsAppTelegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.