¿Existe un riesgo significativo de contagiarte de COVID-19 en albercas?

Si bien el contagio no se transmitiría por el agua, hay que cuidar el espacio físico donde se encuentra la alberca

En algunos estados de la República, las actividades recreativas y deportivas han vuelto a aperturar sus puertas, cuidando, en la medida de lo posible las normas de sanidad recomendadas por las autoridades de la Salud.

Algunas de ellas, a las que consideramos debemos prestar atención especial, son las clases de natación ya que puede representar un gran riesgo para contagios de COVID-19, a pesar de la cloración del agua. Por ello te recomendamos seguir las medidas necesarias para disminuir las probabilidades de contagio:

La directora del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA, Alethse de la Torre Rosas, ha expuesto que las albercas pueden ser un riesgo de contagio debido a que no se entra directo en estos lugares, sino que se pasan por varios filtros antes de llegar a nadar.

«Cuando yo entro, no entro directo al agua, sino paso a través de un espacio; a veces, las albercas se encuentran en lugares cerrados, puedo estar en un tipo de distanciamiento físico, pero el contagio no es por el agua, sino por el espacio físico donde se encuentra«, explicó la infectóloga.

La directora de CENSIDA comentó que a pesar de que algunas albercas se encuentran en espacios abiertos (situación que disminuye significativamente la posibilidad de contraer COVID-19), las medidas más básicas suelen ser las más eficaces. Lo ideal en esta situación es llevar tus propios goggles, gorra y traje de baño, y retirar el cubrebocas al momento exacto de meterse a la alberca.

«El cubrebocas es un mecanismo de barrera, que protege nuestra expulsión de gotitas y al retirárnoslo para nadar, implica cierto nivel de riesgo», comentó De La Torre.

La infectóloga enfatizó que lo más importante es conocer las maneras de protección para así evitar los contagios, y las medidas más sencillas son las más eficientes. Por ejemplo, usar el cubrebocas mientras se camina a la alberca y retirárlo en este punto; al término del ejercicio y después de secarse, hacer higiene de manos y colocarse de nuevo el cubrebocas. «Así podrá disminuir el riesgo de contagio».

-Con información de Milenio

En ATiempo.Tv nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en Youtube, Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, Telegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.