SE CONFIRMAN IRREGULARIDADES EN TORNO A LA»ESTELA DE LUZ»

Tribunal ordena a encargados del llamado «Monumento a la corrupción» de Felipe Calderón devolver millones por alterar los costos en la compra de acero

La Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) confirmó que hubo irregularidades en la compra de acero para la construcción de la Estela de Luz.

En marzo de 2019, La Auditoría Superior de la Federación (ASF) fincó, responsabilidad resarcitoria a los dos responsables de la obra por la simulación de compra de acero.

Los implicados son: Andrés León Reguera, a quien la ASF le fincó una responsabilidad de 216.3 millones de pesos, y Juan Alberto Bravo Hernández, asesor técnico administrativo, quien deberá responder por 230 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

TE PODRÍA INTERESAR: INSTITUTO ELECTORAL DE COAHUILA. MONUMENTO A LA CORRUPCIÓN EN COAHUILA

Ambos habían impugnado la sanción de la ASF argumentando que no causaron daño a la Hacienda Pública, lo que fue desechado esta tarde; cuando el Tribunal confirmó las sanciones prescritas para dos de los responsables de la obra, por la simulación de compra de acero.

Los dos sujetos trabajaban para la paraestatal III Servicios, que fue la encargada de contratar a quienes llevaron a cabo la obra del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa; mismo que en diversas ocasiones ha defendido la manera en que fue edificada la obra.

El «Monumento a la corrupción de Calderón»

La construcción de la Estela de Luz fue ordenada por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y fue muy cuestionada.

El objetivo de esta estructura era conmemorar el Bicentenario del inicio la Independencia de México; sin embargo, meses después se comprobaría que se simuló compra de acero a un precio mayor del que en realidad se pagó.

En la Cuenta Pública 2011, la Auditoría Superior de la Federación encontró pagos improcedentes por 248.9 millones de pesos en la compra de acero estructural.

En abril de 2018, León y Bravo dictaminaron un supuesto cambio de acero inoxidable que incrementó en el costo del proyecto en 316.5 millones de pesos. Sin embargo, se constató que el acero que «se compró después», era igual al adquirido anteriormente. Al final, la obra costó más de mil millones de pesos.

“No sólo no cambio el tipo de acero contratado originalmente (S-32101), sino tampoco el diámetro. Al 28 abril de 2010 las características del acero eran las mismas del contrato original, explicó la Magistrada Nora Urby Genel.

Por último, se dio a conocer que los implicados podrán impugnar la decisión del Tribunal mediante amparo directo, ante un tribunal colegiado de circuito en materia administrativa.

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en YoutubeFacebookTwitterInstagramWhatsAppTelegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.