POLICÍAS REPRIMEN A FAMILIARES DE LOS 43 NORMALISTAS, AHORA EN CHIAPAS

Regresó la represión a la caravana de madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos, ahora por policías de Chiapas, mientras se manifestaban acompañados por estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumatzá, en dicha entidad.

Estos hechos se dan a unos días de que fueran recibidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, quien se comprometió a que habrá justicia.

A los familiares de los jóvenes de Ayotzinapa desaparecidos les lanzaron gas lacrimógeno y el saldo fue de al menos seis heridos, entre ellos una menor de edad.

Entre los heridos, también reportan a un estudiante de gravedad, luego de que un proyectil le impactara en la cabeza.

Organismos estatales de derechos humanos denunciaron la agresión, que calificaron de un acto “traidor”, en el cual, afirman, fueron elementos de seguridad estatal quienes “dispararon a quema ropa a las personas que realizaban una actividad informativa sobre el caso de Ayotzinapa”.

Horas más tarde los agredidos exigieron que se investigue a los responsables de estos hechos, es decir a la policía estatal de Chiapas y, principalmente, a quien dio la orden.

La denuncia es para determinar si hubo uso excesivo de la fuerza.

Los afectados emitieron un comunicado en el que aseguraron que este tipo de protestas las llevan a cabo en todas las normales rurales del país.

A poco más de dos horas de manifestación, refieren, fueron replegados y atacados por la policía durante una hora.

Más tarde la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió un comunicado en el que condenó los hechos, además de solicitar medidas cautelares para los alumnos de la Escuela Normal Rural Mactumatzá, a los familiares de los 43 Normalistas de Ayotzinapa y a integrantes del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan.

“Se sabe que el caso es de competencia estatal pero la CNDH asume su compromiso de revisar las circunstancias de los hechos ocurridos la mañana de este domingo 16 y en el que resultaron heridos varios integrantes de la Caravana”, detalla.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos ya inició una queja de oficio.

“Para la CNDH no existe cabida a ninguna expresión que atente en contra del derecho a la libre expresión y menos si se ejercen métodos violentos y de represión”, dijo.

Añadió que “acciones represivas como las cometidas por policías del gobierno de Chiapas en contra de los familiares y organizaciones que forman parte de la denominada ‘Caravana Sur en Busca de los 43’, merecen un atento llamado a detener cualquier estrategia de contención que exponga la vida y la dignidad humana de los manifestantes”.

El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, publicó en su cuenta de Twitter: «Condeno la agresión de la que fue objeto la Caravana de padres de de los 43 normalistas desaparecidos de #Ayotzinapa en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Solicitó al gobierno del estado la atención inmediata de las personas lesionadas y la investigación de estos lamentables hechos».

Posteriormente también escribió: «Exijo @ChiapasGobierno la atención médica inmediata y especializada a los jóvenes agredidos por la policía estatal. José Antonio Flores, Javier López Bernal, Alex Álvarez. Urge la investigación y castigo a los rsponsables de dar la orden de reprimir a la caravana de #Ayotzinapa

Un día antes de la agresión, el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, se reunió con los gobernadores de Morena en la Ciudad de México «para intercambiar experiencias y apoyar las políticas del Presidente López Obrador», según informó la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Comments are closed.