MÉXICO IMPULSA VACUNA CONTRA COVID-19 DE 4 DÓLARES, PARA 2021

La vacuna contra el Covid-19 podría llegar antes a México, en un acuerdo con Argentina planean su producción para 2021; sería la primera dosis universal en América Latina y el Caribe, excepto Brasil, que ya cuenta con un acuerdo independiente.

Se trata del proceso más avanzado en el que participará nuestro país, con una generación de entre 150 y 250 millones de dosis, que podrían comenzar a obtenerse en el primer semestre de 2021.

El costo no será mayor a los 4 dólares cada dosis, pero, de acuerdo con ambos gobiernos, será gratuita para la población de todos los países latinoamericanos y caribeños, donde se distribuirá de manera equitativa, según sea demandada.

La vacuna experimental desarrollada en coordinación con la Universidad de Oxford, contará con la participación de recursos de la Fundación Carlos Slim, debido a que, afirman, será sin fines de lucro.

México ya contaba con la participación en la fase tres de cuatro proyectos de vacuna; dicho proceso se llevará a cabo entre septiembre y enero, pero la propuesta de AstraZeneca prevé adelantarse en promedio de seis o siete meses a las demás vacunas que están en proceso.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, explicó que “es un acuerdo de producción en México de la vacuna que se considera más avanzada en el mundo entre de acuerdo a los estudios clínicos de los que se disponen. Está en fase tres y se estima que para noviembre presentarán los resultados de esa fase tres. La uno y dos muy positivos”.

De acuerdo con Sylvia Varela Ramón, presidenta y Directora General de AstraZeneca México, expuso que los primeros países interesados son Panamá, El Salvador, Colombia Y Chile.

“Tenemos una situación en donde la necesidad es para ocho billones de personas alrededor del mundo y para 125 millones de mexicanos”, expuso Varela.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell explicó cuáles podrían ser los lineamientos de aplicación en los primeros lotes que se pudieran tener en México, en primer lugar, para identificar las características de uso de la vacuna.

“Se requiere identificar cuál es la potencia de la inmunidad que puede causar la vacuna en general en grupos poblacionales específicos distinguidos, por ejemplo, por su edad”, también quienes tienen comorbilidades, tales como: enfermedades crónicas, diabetes, sobrepeso, obesidad e hipertensión, entre otras.

“Planear el uso de una vacuna requiere, desde luego, evidencia científica, conocimiento especializado y además un cuidadoso ejercicio de identificación de cuáles son las modificaciones que podría ocurrir en el curso de la epidemia si se usa de una manera o de otra, o de otra”, expuso el subsecretario.

Añadió que hay alternativas que incluyen “el uso en cantidades mayores para inducir inmunidad, no necesariamente en todas y cada una de las personas, sino en aquellas personas que pudieran tener mayor eficiencia de transmisión o para alcanzar un porcentaje suficiente de la población que resulte inmune y entonces se eviten las cadenas de transmisión y finalmente empiece a declinar, como digo, eventualmente en algunas enfermedades infecciosas”.

Desde la noche del miércoles el Presidente de Argentina, Alberto Fernández, se adelantó al anuncio y afirmó que se busca garantizar la «distribución equitativa», además de que será accesible, principalmente para que su país no tenga que esperar una vez que la primera vacuna esté lista.

“Para nosotros es una gran alegría”, dijo Fernández, además de indicar que un laboratorio de Argentina será el encargado de la producción de la sustancia activa, lo cual, reconoció, es un inmenso desafío para su país y un reconocimiento de la calidad de laboratorios argentinos, además de que es un ejemplo de cómo puede coordinarse el sector público con el privado.

Dijo que México se encargará de envasar la vacuna y completar el proceso de producción.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se enteró de la conclusión del acuerdo a las 4 de la tarde del miércoles y decidió en coordinación con Ebrard informar sobre este acuerdo la mañana de este jueves.

“Es una muy buena noticia para el pueblo de México (…) que ya existe este proyecto para tener la vacuna contra el COVID, contra la pandemia, lo que significa tranquilidad y salud”, señaló.

Agregó que se trata de un tema “realmente excepcional, que nos va a ayudar mucho a que se mantenga la esperanza, a que se acabe la incertidumbre, que ya tengamos en el horizonte la posibilidad de una vida mejor, sana, en lo que corresponde a esta pandemia, que tanta tristeza, tanta desgracia, tanto dolor ha traído en México y en el mundo”.

El mandatario federal afirmó que este proceso es parte del plan para la reactivación económica del país, además de que una vacuna representa una esperanza y tranquilidad para la población no solo en México, sino en el mundo entero.

El presidente también habló de que México va de salida en la crisis.

“Ya sabemos que hay salida, hay una luz que indica que vamos saliendo del túnel en que nos encontrábamos y la estrategia que hemos seguido ha dado resultado, sí es mexicana, esa sí la podemos ya patentar”, expuso.

En el caso de los mexicanos en Estados Unidos, Ebrard expuso que cuentan con 6 mil aliados para poder aplicar esta vacuna a los connacionales migrantes y afirmó que también estarán entre los beneficiados.

Añadió que “como bendición aumentaron las remesas 11 por ciento, han aumentado las remesas con relación al año pasado (…) la economía no se nos cayó tanto como se pensaba, acaba de darse a conocer ayer el dato sobre la economía en el Reino Unido fue mayor la caída que en México”, dijo.

Comments are closed.