MANIFESTACIÓN EN JALISCO CULMINA EN JORNADA VIOLENTA

Con dos patrullas incineradas, incontables destrozos en el Palacio de Gobierno, exceso de la fuerza policial y más de 20 detenidos; así se vivió la manifestación del día de ayer por la muerte de Giovanni López

El día de ayer cientos de personas salieron a las calles de Guadalajara, Jalisco para exigir justicia tras la muerte de Giovanni López, un hombre de 30 años que murió tras ser detenido por policías municipales de Ixtlahuacán de Membrillos, aparentemente por no usar cubrebocas.

Los manifestantes exigían que los policías responsables sean castigados, ya que el hombre murió presuntamente luego de ser golpeado por los oficiales el pasado 4 de mayo.

La marcha que, en un principio, se desarrollaba de una manera pacífica, terminó con pintas y quemas afuera de Palacio de Gobierno.

LOS HECHOS

Cartel de convocatoria a la marcha para pedir #JusticiaParaGiovanni

A través de distintas redes sociales, se convocó a los tapatíos a una manifestación por la muerte de Giovanni López, un albañil que presuntamente fue asesinado por elementos policiales por no utilizar cubrebocas.

Alrededor de las 17:00 horas del día de ayer, jueves 04 de junio, cientos de personas se dieron cita en el Parque Rojo, para luego avanzar por la avenida Juárez hasta llegar al Centro de Guadalajara.

La manifestación se salió de control luego de que algunos inconformes realizaran pintas y destruyeran algunos inmuebles. Al llegar al Palacio de Gobierno, un grupo de jóvenes comenzaron a hacer pintas y destrozos en la entrada principal.

Posteriormente, estos jóvenes se dirigieron a la calle Morelos donde se encontraban algunas motos que pertenecían a elementos de la policía de Jalisco, las cuales empezaron a vandalizar. Lo mismo sucedió con dos unidades patrulla a las que más tarde les prenderían fuego.

Luego de estos actos, decenas de manifestantes rodearon el recinto gubernamental golpeando las puertas y rompiendo ventanas y luminarias que estaban a su alcance.

POLICÍA DE JALISCO MUESTRA NUEVAMENTE SU BRUTALIDAD

Mientras estos sucesos se desarrollaban a las afueras del Palacio de Gobierno de Guadalajara, desde el interior del recinto, diversos policías intentaron dispersar a los manifestantes con gas lacrimógeno; esto sin importar el daño que podían ocasionar a la gente ajena al vandalismo. Tal fue el caso de una mujer de la tercera edad que se encontraba en el lugar y que lamentablemente sufrió los efectos de este dañino gas.

Además, a través de otro video difundido en redes sociales y en medios de comunicación, se escucha a algunos de los agentes afirmar que «los vamos a matar», refiriéndose a los manifestantes.

Fue alrededor de las 18:40 horas, cuando un gran número de policías llegó a Palacio de Gobierno para tratar de replegar a los manifestantes. Sin embargo, de nueva cuenta se mostró el exceso en el uso de la fuerza pública al enfrentar a los inconformes con piedras y palos.

Posteriormente, después de las 18:50 horas, las fuerzas de seguridad lograron formar un perímetro alrededor de la sede donde despacha el gobernador de Jalisco.

No obstante, pasadas las 19:30 horas, un buen número de manifestantes permanecían en la zona de Plaza Universidad, sobre avenida Juárez y la calle Colón, en el mismo Centro de Guadalajara.

DETENCIONES ARBITRARIAS Y PREOCUPANTES

El Ayuntamiento de Guadalajara dio a conocer que 26 personas fueron detenidas y consignadas a la Fiscalía estatal, 24 hombres y dos mujeres, por actos de vandalismo y agresión a elementos policiales. Sin embargo, no se manifestó nada acerca del cómo sucedieron estas detenciones.

A través de diversos medios de comunicación y de muchos usuarios de las redes sociales, se mostró como estas detenciones sucedieron en un ambiente de agresión, violencia excesiva y un claro abuso a los derechos humanos de los manifestantes.

Uno de los arrestos que sobresalió en medios nacionales, fue el caso de Said Luna, un joven que fue detenido por más de 5 policías después de ser agredido hasta el punto de parecer desmayado, luego de que un oficial de la policía jalisciense le propiciara un golpe por la espalda.

El reprochable suceso fue captados en video y transmitido por algunos medios de comunicación y por algunos usuarios de redes sociales:

Otros sucesos de la misma naturaleza fueron compartidos por diversos periodistas y usuarios de redes sociales; como el siguiente video tomado por un reportero que después fue despojado de su equipo de trabajo:

LA POSTURA DEL GOBERNADOR ENRIQUE ALFARO

Estos sucesos contrastan expresamente con las declaraciones hechas por el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien horas antes de la manifestación, aseguro en su cuenta de Twitter que «no permitiría abusos de autoridad y mucho menos, que se violenten los derechos humanos».

Incluso, a través de un video-comunicado oficial, el gobernante aseguró que los sucesos de este jueves fueron propiciados por infiltrados del partido Morena; quienes provocaron en la entidad un ambiente de confrontación y violencia.

“Detrás de todo lo que está sucediendo en este caso, en Jalisco, hay intereses muy precisos y muy puntuales construidos desde la Ciudad de México, desde los sótanos del poder, que lo que buscan es dañar a Jalisco”, dijo Alfaro.

“Le pido al presidente de la República que le diga a su gente, y a su partido, que ojalá y estén midiendo lo que están haciendo, el daño que le están generando al país con este ambiente de confrontación, porque son ellos justamente los que han generado todo esto que estamos viviendo”, declaró el gobernante.

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en Youtube, Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, Telegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tvpara que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.