LA CIUDADANÍA NO QUIERE PARTICIPAR EN EL CENSO

El 2 de marzo se dio inicio al Censo de Población y Vivienda 2020 elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con el objetivo de generar información sobre la dimensión espacial de la población y sus principales características socioeconómicas y culturales. 

Una encuestadora se puso en contacto con el equipo de Atiempo.TV y expresó su descontento con la poca participación de la población saltillense para el Censo 2020.

La gente está muy renuente, no nos quieren contestar las preguntas. Mucha gente tiene miedo de que les hagamos preguntas, pero las personas que estamos trabajando para el INEGI tenemos nuestro uniforme y traemos nuestro gafete con fotografía”, cuenta. 

El personal del INEGI está bien identificado: cuentan con un chaleco, sombrero y una mochila con el nombre de la institución. También cuentan con una credencial con su nombre y un holograma de seguridad. Los encuestadores tienen prohibido entrar a las viviendas incluso cuando son invitados a entrar.

Diseño: David Catalán

“Todo personal del INEGI tenemos prohibido meternos a las casas de la puerta o el portón no podemos pasar (…) Desde la banqueta o por la ventana si ellos gustan, si alguno les dice que tiene que pasar, no se puede, no tenemos permitido pasar a las casas”, especifica el individuo consultado por ATiempo.TV

La encuestadora asegura que fue víctima de violencia

“Me trataron muy mal unas personas, eran dos adultos mayores, me contestaron a puras groserías y tuve que cortar la información”.

Según el Presupuesto de Egresos de la Federación, el INEGI cuenta con un ingreso de más de 16 mil millones de pesos del cual 8 mil millones están destinados al censo 2020 y 6 mil millones a la difusión de esta información. 

La participación de la ciudadanía es muy importante en el Censo 2020 ya que la información que se genera forma parte de miles de investigaciones económicas y sociales que sirven de referencia para inversionistas y el gobierno.

Comments are closed.