EXPRESIDENTES, FILÓSOFOS Y EMPRESARIOS DE TALLA INTERNACIONAL DICEN NO AL AUTORITARISMO EN PANDEMIA; AMLO RESPONDE

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó el manifiesto de la Fundación Internacional para la Libertad, bajo el nombre “Que la pandemia (por Covid-19) no sea un pretexto para el autoritarismo”

Se trata de un documento firmado por 611 personas entre ellos el escritor y Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa; el filósofo, Fernando Savater; el expresidente del Gobierno español, José María Aznar, y los expresidentes mexicanos Vicente Fox y Ernesto Zedillo, a quienes acusó de querer señalar a gobiernos como el suyo, de autoritarios.

“Todos de corte neoliberal, hasta Zedillo que endeudó al país (…) se quedaron en el almanaque, la verdad. Uno de los firmantes es un expresidente de España que era como la mayoría de ellos, fanáticos seguidores del Fondo Monetario Internacional y organismos financieros que llevaron a la corrupción a los países”, expuso el mandatario federal.

El manifiesto indica que “mientras los empleados de la sanidad pública y privada combaten el coronavirus valerosamente, muchos gobiernos toman medidas que restringen indefinidamente libertades y derechos básicos”.

Añaden que “en lugar de algunas entendibles restricciones a la libertad, en varios países impera un confinamiento con mínimas excepciones, la imposibilidad de trabajar y producir, y la manipulación informativa”.

Algunos gobiernos, indican, han identificado una oportunidad para arrogarse un poder desmedido. Han suspendido el Estado de derecho e, incluso, la democracia representativa y el sistema de justicia.

Hablaron de “las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua la pandemia sirve de pretexto para aumentar la persecución política y la opresión. En España y la Argentina dirigentes con un marcado sesgo ideológico pretenden utilizar las duras circunstancias para acaparar prerrogativas políticas y económicas que en otro contexto la ciudadanía rechazaría resueltamente”.

Sin embargo, México no quedó fuera pues consideran que en el país “arrecia la presión contra la empresa privada y se utiliza el Grupo de Puebla para atacar a los gobiernos de signo distinto”.

Los firmantes señalan que “a ambos lados del Atlántico resurgen el estatismo, el intervencionismo y el populismo con un ímpetu que hace pensar en un cambio de modelo alejado de la democracia liberal y la economía de mercado”.

El objetivo del documento es “manifestar enérgicamente que esta crisis no debe ser enfrentada sacrificando los derechos y libertades que ha costado mucho conseguir. Rechazamos el falso dilema de que estas circunstancias obligan a elegir entre el autoritarismo y la inseguridad, entre el Ogro Filantrópico y la muerte”.

Entre quienes envían este mensaje también hay académicos, empresarios, exfuncionarios de distintos niveles y periodistas.

El mandatario mexicano respondió que “afortunadamente hay respuesta. Leí otros manifiestos respondiéndoles y hay debate por eso”.

También llamó a “no limitar las libertades porque eso es lo que ellos quisieran, señalarlos como autoritarios. Les molesta que yo replique aquí, pero es en uso de mis facultades, de mis derechos, yo tengo que informarles a los ciudadanos”.

También defendió la iniciativa que envió a la Cámara de Diputados para modificaciones en el presupuesto y afirmó que plantea  cambios ley sobre una práctica que se tenía con frecuencia en anteriores administraciones.

Aunque es facultad exclusiva del poder legislativo aprobar el presupuesto, López Obrador recordó que había partidas en la secretaría de gobernación en las que se aprobaban con 500 millones de pesos y se ejercían 10 mil.

“El Ejecutivo hacía lo que quería con el presupuesto autorizado, gastaba más de lo autorizado, transfería recursos de una partida a otra, endeudaba al país, aun cuando no estaba autorizado en la ley de ingresos, había una gran discrecionalidad”, dijo.

El jefe del Ejecutivo federal encontró el argumento en que “ya se van acercando las elecciones y ya todo lo quieren convertir en política, ya todo es electoral, el propósito es ese, los diputados van a decidir, los que representan al conservadurismo no solo se oponen sino que hacen propaganda”.

Comments are closed.