AMLO VISITA ESTADO MÁS VIOLENTO; DURAZO, EL GRAN AUSENTE

Desde la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador ha sostenido que una de las entidades con mayor número de homicidios dolosos es Guanajuato, que en las últimas semanas, ha llegado a concentrar hasta el 20 por ciento de estos delitos a nivel nacional.

En una cuarta salida desde que inició la pandemia el mandatario federal decidió visitar esta entidad, así como Jalisco y Colima, otras regiones donde operan cárteles que se disputan el territorio.

Sin embargo, el gran ausente será el encargado de la Seguridad Pública en el país, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, quien minutos después de que concluyó la conferencia matutina en Palacio Nacional informó únicamente vía Twitter: “Agradezco la autorización del presidente Andrés Manuel López Obrador para ausentarme esta semana de actividades oficiales. Me mantendré conectado y pendiente como siempre”.

Tres horas más tarde, también por esta red social aclaró que “de conformidad con la normatividad interna de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, será el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, quien me suplirá en todos aquellos asuntos que requieran atención presencial. Mantendré la atención a distancia en todo momento con los asuntos de la dependencia”.

Este lunes el presidente insistió en que “voy a estos estados porque son los más difíciles en cuanto a violencia y en particular a homicidios, por eso voy; y a apoyar a la gente con mi presencia, a decirles que, independientemente de las diferencias que tenemos con los gobiernos de esos estados, tenemos diferencias que son públicas, son notorias, se trata de un asunto de interés general en el que tenemos la obligación de actuar juntos para garantizar la paz y la tranquilidad”.

El jefe del Ejecutivo federal dijo que está seguro de que los gobernadores de los estados que visitará estarán en la reunión de seguridad, sobre todo porque al menos el mandatario de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez; y de Jalisco, Enrique Alfaro, han asegurado que asistir a estas reuniones no garantizaban que se acabe con la violencia en sus regiones.

“Vamos a tratar los temas de violencia en los estados, en los tres estados, como lo hacemos también cuando vamos a otro estado. Se hace una revisión de lo que está pasando en cada estado, intervienen autoridades locales e interviene el gobierno federal”, expuso.

También dijo que “vamos a enfrentar la violencia, garantizar la paz, la tranquilidad, proteger a los ciudadanos y trabajar de manera coordinada los gobiernos locales y el gobierno federal”.

Hace unas semanas el jefe del Ejecutivo Federal permitió, por única ocasión, que se difundieran los nombres de cárteles que operan en México y aseguró que no lo volvería a hacer para evitar “presentaciones espectaculares” de líderes de grupos delictivos.

En los estados que ahora visitará están ubicados dos presuntos líderes de grupos de la delincuencia organizada: José Antonio Yépez, ‘El Marro’, presunto líder del cártel Santa Rosa de Lima; y Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Desde enero, el presidente reconoció que lo que sucedía en Guanajuato se estaba “saliendo de lo normal” por los altos niveles de violencia, en un 75 por ciento vinculados a la disputa por el territorio por parte de cárteles.

Durante su gestión, el mandatario federal ha asegurado que “ya no hay guerra, oficialmente no hay guerra porque nosotros lo que queremos es paz”.

Hasta ese momento el único conflicto que se dio por parte de grupos de narcotraficantes, fue el de  Culiacán, Sinaloa, cuando el presidente López Obrador dio la orden de detener el operativo y liberar a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín Guzmán “El Chapo”, para evitar lo que el mandatario federal ha llamado “más derramamiento de sangre”.

Sin embargo, a unos días de informar sobre los grupos del crimen que operan en el Valle de México, surgió un atentado al secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, quien resultó herido, pero del que resultaron tres personas muertas. Este ataque fui atribuido al CJNG.

Hasta mayo de 2020 datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Guanjuato sumaba 1,405 homicidios dolosos; Jalisco, 740 y, en cambio, Colima registra 268.

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en YoutubeFacebookTwitterInstagramWhatsAppTelegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.