AMLO: A dos años “ya sentamos las bases de la transformación”

El presidente López Obrador en el Patio de Honor.

El presidente afirmó que sus datos indican que 71 por ciento de los mexicanos quieren que siga gobernando «y con eso tenemos».

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que derivado de la lucha contra la corrupción y la austeridad, su gobierno logró un ahorro de 1 billón 300 mil millones pesos, en compras y contratos.

En el informe por su segundo año de gobierno, el mandatario federal también consideró que avanzaron en el incremento al salario mínimo en 30 por ciento, en la creación de 140 universidades, así como en 362 sucursales del Banco del Bienestar, además de 400 en construcción.

“Mucho habíamos avanzado en las decisiones y las acciones para transformar a México cuando en marzo de este año llegó al país la pandemia del nuevo coronavirus que, además de sufrimiento por la pérdida de miles de vidas, nos obligó, como a casi todos los otros países, a tomar medidas de mitigación que paralizaron la economía”, afirmó.

El mandatario federal aseguró que se afectaron las actividades productivas e incidieron en el desempleo, tanto en el sector formal como el informal.

Además del gabinete legal, entre los invitados estuvieron los empresarios.

“En en vez en quedarnos con los brazos cruzados, decidimos enfrentar, tanto la crisis sanitaria como la económica, con entrega, eficacia y con estrategias no convencionales que nos han permitido ir saliendo poco a poco de la adversidad por el bien del pueblo y de nuestra nación”, añadió.

Aun con la pandemia, el presidente expuso que no se detuvieron y no dejaron de luchar por la transformación del país.

La forma de combatir la crisis económica, dijo, ha sido menos doloroso y complejo que luchar contra los contagios, por lo que consideró que lo que dio resultado es “desechar las recetas económicas aplicadas durante el periodo neoliberal, empezando por la estrategia de endeudar al pueblo para rescatar a los de arriba, como se hizo cuando el Fobaproa. Muy útil desechar las recetas del neoliberalismo”.

Aunado a esto el presidente celebró el aumento de 10 por ciento de remesas, lo cual consideró un “milagro social”, que fortalece nuestra creencia en la extraordinaria fraternidad del pueblo de México, que este año llegará a 40 mil millones de dólares, pese a la pandemia, cerca de 350 dólares mensuales por familia de migrantes.

Palacio Nacional con menos de 80 invitados.

También informó que van 555 mil 600 empleos recuperados y para marzo podrían llegar a los  20 millones 613 mil 536 puestos de trabajo registrados ante el IMSS.

La inseguridad y la violencia es un tema que aunque señaló que se ha avanzado, no han podido terminar de pacificar al país.

Se revirtió la tendencia a la alza de los delitos del fuero federal en -30 por ciento; y de los 11 delitos del fuero común, ocho se ha reducido, a excepción del homicidio doloso, que aumentó en 3.8 por ciento; el feminicidio, en 8.9; y la extorsión, 21%.

En los estados, el presidente resaltó el avance en el proyecto de agua saludable en la Laguna, en Coahuila y Durango; así como el plan de justicia para el pueblo yaqui.

También destacó que “ya logramos sentar las bases para la transformación de México”, que consiste en que ahora se respeta la Constitución, hay legalidad y democracia, además de que se garantizan las libertades, y no se organizan fraudes electorales.

En torno a la oposición el presidente dijo que “no todo es perfecto, ni aspiramos al pensamiento único ni al consenso. Estamos conscientes de que existe oposición a nuestro gobierno y eso es legítimo y normal en una auténtica democracia, máxime cuando se está llevando a cabo una transformación profunda impulsada por nuevas ideas liberales”.

Beatriz Gutiérrez Müller acompañó al presidente.

El jefe del Ejecutivo Federal dijo que en una última encuesta, “porque yo tengo otro dato, el 71 por ciento de los mexicanos, desean que sigamos gobernando y con eso tenemos. Eso es lo fundamental, el apoyo de la mayoría del pueblo. Como decía el presidente Juárez: ‘Con el pueblo todo sin el pueblo nada’”.

El presidente finalizó su mensaje al afirmar: “Amor con amor de paga. No les he fallado ni les fallaré. Sigamos promoviendo el bien”.

El presidente fue interrumpido en cuatro ocasiones por los aplausos de su gabinete e invitados, principalmente empresarios.

Comments are closed.