¿Sirve la inversión en la primera infancia?

Para el 2021 se presentó un incremento de casi el 50% en el presupuesto de las Estancias de Bienestar y Desarrollo, con el objetivo de brindar bienestar a las familias mexicanas ¿está funcionando?  

El Gobierno Federal proporciona cuidado a la primera infancia a través de dos programas principales: los Centros de Atención Infantil públicos (CAI), que son los servicios de guardería del IMSS y Servicios de Estancias de Bienestar y Desarrollo Infantil (EBDI) del ISSSTE, únicamente para trabajadores afiliados; y el Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras (PABNNHMT), que engloba a los trabajadores del sector informal.

Para el 2021 se presentó un incremento en el presupuesto destinado al cuidado de la primera infancia, siendo de 18 mil 382.8 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación, demostrando un incremento real de 8.3% en comparación al presupuestado para el 2020.

En el caso de los CAI públicos que forman parte del IMSS, el presupuesto ha crecido en los últimos tres años, igual que el número de niños inscritos. De 2019 a 2020 hubo una reducción en el número de guarderías; mientras que de 2020 a 2021 el presupuesto ha crecido 1.4% en términos reales, esperando que con esto se fortalezca la instalación de guarderías y aumentar el número de menores inscritos el próximo año.

Los Servicios de EBDI para los trabajadores del ISSSTE del 2020 a 2021 presentaron un incremento de 45.7% en su presupuesto en términos reales. En este tipo de programas, los menores inscritos y el número de Centros de Atención Infantil son menores que los inscritos al programa del IMSS.

El Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras, tiene una población objetivo más grande que la del IMSS y el ISSSTE, ya que la población en situación laboral informal es mayor. Para este año, la población que se pretendía atender fue de 921 mil 209 menores, pero se atendió únicamente a 210 mil, con un presupuesto de 2 mil 267 millones de pesos

Según el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) este programa presenta deficiencias en su planeación, primordialmente con la definición de su población objetivo. “El programa tiene áreas de oportunidad para mejorar su desempeño. El objetivo del programa es la incorporación al mercado laboral, más no la calidad del cuidado de las niñas y los niños” explica el CIEP.

Derivado de COVID-19, se presenciaron cierres de guarderías y escuelas, los cuales repercutieron en el impacto de la dinámica familiar, ya que los padres de familia tienen que cuidar a sus hijos y brindar apoyo a su aprendizaje desde casa.

¿Qué beneficios tiene el gasto en la primera infancia?

En los mejores, el acceso a este tipo de servicios de cuidado permite satisfacer las necesidades de los menores, como la nutrición, educación y desarrollo socioemocional y cognitivo. Para los padres significa una oportunidad de reincorporarse al mercado laboral para la recuperación de la economía familiar. Y, los centros de cuidado se convierten en un espacio protector y proveedor de oportunidades.  

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en YoutubeFacebookTwitterInstagramWhatsAppTelegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.