Fanatismo político

Los partidos políticos se echan la culpa sobre los problemas que existen, incapaces de reconocer lo que uno hace mal y los otros hacen bien

En economía hay un término que se llama la “falacia del costo hundido”, que se refiere a que, cuando invertimos tiempo o dinero en algo y no está funcionando, algunas veces nos negamos a reconocer los errores de nuestra elección y tardamos mucho tiempo en enfrentar las pérdidas y hacer cambios. 

Esto sucede en prácticamente todas las cosas de la vida, incluso cuando la lógica nos dice que no vale la pena continuar o que es necesario reconocer que hay áreas de mejora. Hemos terminado de ver películas que no nos gustaron, comimos algo que sabíamos que nos iba a caer mal, usamos ropa ajustada con tal de no perder alguna rebaja de nuestra tienda favorita, y así podemos enumerar un montón de cosas más. 

Lo anteriormente mencionado también acontece en lo público, lo político, lo social y en la militancia partidista o ideológica. Es importante que las personas que siguen a cualquier partido político o personaje del mundo político entiendan que la persona en quien confían es humana y, por ende, cometerá errores. Pensar lo contrario es convertir a los políticos en seres que no son de este planeta y descargar en ellos todas las decisiones, incluso aquellas que nos competen. Cambiar de postura es complicado cuando esto podría significar, ante los ojos de los demás, que criticar a la persona que apoyamos es un sinónimo de haber elegido mal; que por lo que hemos luchado no ha valido la pena o que el hacerlo significará asumir más responsabilidades ciudadanas. 

Tener la capacidad de reconocer que nuestros políticos cometen errores y que sus decisiones han sido malas o defectuosas podría ser el símbolo de una democracia fuerte y consolidada, pues el apoyar a alguien no debería de limitar la capacidad de reconocer sus errores. 

Ningún partido, ni ningún político en el pasado han cumplido todo lo que han prometido, primero porque eso es imposible y segundo porque estar en campaña dista mucho de gobernar. Por ende, cada ciudadana o ciudadano debe de ser crítico ante lo que sus gobiernos hacen, sin defender a capa y espada toda acción que se realice. Esto puede ser una utopía en una sociedad polarizada, donde se crean grupos y lealtades que terminan provocando dos bandos: buenos vs malos

Sin duda alguna nos debería de preocupar que la ciudadanía se encuentre confrontada. De un lado a otro los partidos políticos se echan la culpa sobre los problemas que existen, siendo incapaces de reconocer lo que cada uno hace mal y lo que los otros hacen bien, dejando a una ciudadanía sin posibilidad de conocer la verdad, pensando que sólo existen buenos o malos y que en la política no hay matices. Por ello, nos deberíamos de cuestionar: ¿Quién es bueno y quién es malo?, ¿Quién determina cada grupo?, ¿Por qué sectorizamos en dos bandos a la ciudadanía? La democracia se trata de reconocer en los otros, su capacidad de elegir. 

Por ello creo que la estrategia de la oposición ha estado equivocada desde el día 1 en que perdieron el poder en 2018, pues han dirigido sus energías en intentar convencer a la ciudadanía que votó por AMLO de que se “equivocaron”. Más bien considero que deberían de invertir su tiempo en demostrar que sus propuestas son mejores, que atenderán las fallas del pasado y que tienen las capacidades para resolver las necesidades reales de la gente. Sin esto, la oposición seguirá sin hacer clic con el electorado. 

No nos permitamos caer en estos juegos que sólo provocan que entre nosotros nos confrontemos y seamos incapaces de reconocer lo bueno de los otros y lo malo de los propios. 

Generemos conversación, hagamos ciudadanía.

Hasta la próxima…

ATiempo.Tv es el primer medio de comunicación nativo digital e independiente en Coahuila, caracterizado por su compromiso y responsabilidad de contribuir a la sociedad; brindando información verificada de manera profesional, ética y confiable. Es por eso que te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para que tengas acceso a las noticias más relevantes a nivel local, nacional e internacional.