Pensamientos de un loco: “El hogar de los Hernández”


Esta casa se encuentra en la esquina de las calles de Melchor Múzquiz y General Cepeda en la zona centro de Saltillo, Coahuila


Sabiendo que “hogar” es el ambiente familiar que se desarrolla en la vivienda habitual, no quiere decir que la particularidad de nombrar las cosas le den menos importancia.

Hace 12 años aproximadamente en la casa vivía una familia que estaba conformada por una mujer, un hombre y dos infantes.

Se decía que la “la güera” -como le decían a la madre- fue una persona totalmente misteriosa, ya que, era muy reservada con los vecinos, pero, al caer la noche tenía reuniones y su hogar se tornaba al ambiente de rumba.

Su pareja era un hombre que, se presume, andaba en malos pasos y que había inducido a la güera en ese gran mundo, pero, esa casa siempre tuvo desgracia hacia las familias que se refugiaban, encontraran su desdicha.

La güera llegó a tener desconfianza de su pareja hasta un punto psicótico de celos. Tanto, que los vecinos de alrededor siempre escuchaban en las noches.

Se decía que su pareja era un mujeriego, golpeador y se había descuidado totalmente de su familia.

Cuentan las lenguas sofocantes del vecindario que un día, la güera, después de haber desconfiado tanto tiempo de su pareja, dio con la verdad. Al sentir tal humillación se sentía tan rota que buscaba una salida; en vez de eso, reflexionó en cómo vengarse y su corazón oscureció.

La mujer entró en un cuadro depresivo y empezó a buscar veneno para roedores, pero, como era demasiado tarde y estaba desesperada, buscó un método más rápido. Le pidió a un chófer que la llevara a su casa y la esperara. Minutos después salió con dos garrafones y le pidió ir a la gasolinera más cercana en donde los llenó hasta el tope.

Fue alertada la situación que tenía y todos pensarían que la persona afectada seria su esposo, pero, en realidad los gritos que se esclarecían detrás de las llamas eran de sus propios hijos, ya que, ella creía que el golpe directo sería a algo que amara su pareja.

Los oficiales al llegar veían cómo las crías se retorcían en el suelo y poco a poco sacaron los cuerpos carbonizados.

En un intento de salvarles la vida, las dos crías y a la güera, fueron llevados directamente a urgencias. Uno de sus hijos, en estado moribundo, le dijo a los paramédicos que veía cómo su madre los rociaba con gasolina y los prendía con un cerillo diciendo que sentía el calor del hogar.

Dicen que si pasas por la noche cerca de la casa de los Hernández, puedes escuchar el sonido de una braza hasta el punto carbonizarse y muchas veces oler un poco de humo inexistente…

ATiempo.Tv es el primer medio de comunicación nativo digital e independiente en Coahuila, caracterizado por su compromiso y responsabilidad de contribuir a la sociedad; brindando información verificada de manera profesional, ética y confiable. Es por eso que te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para que tengas acceso a las noticias más relevantes a nivel local, nacional e internacional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.