CORONAVIRUS, EL IMPACTO EN SALTILLO

La actual pandemia y el aislamiento social impuesto a causa del COVID-19, trajo como consecuencia que sectores considerados como no indispensables dejen sus labores, lo cual ha afectado principalmente al turismo, comercio, transporte y servicios empresariales y sociales.

Tomando en consideración que este sector económico proporciona empleo a más del 40% de la población saltillense, la economía de la ciudad se encuentra en un inminente riesgo.

Para finales del año pasado, en Saltillo, el 4.5% de la población se encontraba desempleada; ahora, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, anunció que la situación empeoró al informar que entre el 13 de marzo y el 6 de abril se han perdido 346,878 empleos, por la contingencia actual.

Sumado, el Instituto Mexicano del Seguro Social informó que para marzo se tuvieron 0.65% menos cotizantes en comparación al mes de febrero, es decir, 132, 186 plazas menos, la cifra más baja en los años recientes.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), los empleos más afectados para la región son el comercio, transporte, servicios empresariales y servicios sociales. En este contexto, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha pronosticado afectación en el turismo y el comercio, especialmente para las micro, pequeñas y medianas empresas.

En la capital coahuilense, se estima que el total de las áreas más afectadas representa el 43.8% del total de los empleos, esto de acuerdo a los datos del último trimestre de 2019 proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), cifra que representa a más de 168 mil personas en la ciudad.

Lo anterior debido a que la micro, pequeña y mediana empresa en la ciudad, emplean a casi 235 mil personas, aproximadamente el 61% de la población trabajadora en Saltillo.

En nuestro municipio, al igual en otros tantos, los salarios diarios no son suficientes para las más de 12,500 personas en situación de subempleo, que por esta razón, se ven obligados a trabajar más horas. De estos trabajadores más de 4,800 de estos se encuentran en los sectores de riesgo antes mencionados.

La actual pandemia deja a relucir la fragilidad de nuestra economía, donde según el INEGI, el 31.5% de las personas que trabajan en la capital no cuentan con acceso a instituciones de salud, es decir, más de 121 mil trabajadores.

Aunado a esto, se han registrado despidos en todo el país, llegando a más de 347 mil empleos perdidos en las semanas pasadas, y en donde se afecta principalmente a quienes no cuentan con seguridad laboral. Situación que también se ha presentado en Saltillo, donde el 22.6% de los empleados no cuenta con contrato escrito.

Comments are closed.