Coahuila: Con inyección letal, joven médico del IMSS termina con su vida

Foto: Google

Fue el martes que uno de los hermanos de Boris lo encontró inconsciente, y junto a él una jeringa.

Un joven médico de la Clínica 86 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la ciudad de Monclova, decidió arrebatarse la vida con una inyección letal.

Fue en su domicilio en la colonia Ciudad Deportiva donde Boris, de 32 años de edad, se arrancó la vida, según compañeros del hospital, debido a una fuerte depresión y algunos conflictos familiares.

Y es que, en entrevista con agentes adscritos a la Fiscalía General del Estado de Coahuila (FGEC), conocidos del ahora occiso señalaron que él se comportó de manera “ausente y distraída” en los últimos días.

Finalmente, fue el martes 27 de abril que uno de los hermanos de Boris lo encontró inconsciente, y junto a él una jeringa.

De inmediato procedió a solicitar auxilio por medio del servicio de emergencias 911; sin embargo, los paramédicos de la Cruz Roja que acudieron hasta el lugar descubrieron que ya era demasiado tarde pues había fallecido.

Se dio parte a la FGEC; el Ministerio Público, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la unidad de Servicios Periciales) tomó conocimiento de lo ocurrido y realizó las diligencias correspondientes para el posterior traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

En el anfiteatro se descubrió que la sustancia que el médico se aplicó le provocó un paro cardiorrespiratorio fulminante.

Coahuila: Con inyección letal, joven médico del IMSS termina con su vida

Fue el martes que uno de los hermanos de Boris lo encontró inconsciente, y junto a él una jeringa.

Un joven médico de la Clínica 86 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la ciudad de Monclova, decidió arrebatarse la vida con una inyección letal.

Fue en su domicilio en la colonia Ciudad Deportiva donde Boris, de 32 años de edad, se arrancó la vida, según compañeros del hospital, debido a una fuerte depresión y algunos conflictos familiares.

Y es que, en entrevista con agentes adscritos a la Fiscalía General del Estado de Coahuila (FGEC), conocidos del ahora occiso señalaron que él se comportó de manera “ausente y distraída” en los últimos días.

Finalmente, fue el martes 27 de abril que uno de los hermanos de Boris lo encontró inconsciente, y junto a él una jeringa.

De inmediato procedió a solicitar auxilio por medio del servicio de emergencias 911; sin embargo, los paramédicos de la Cruz Roja que acudieron hasta el lugar descubrieron que ya era demasiado tarde pues había fallecido.

Se dio parte a la FGEC; el Ministerio Público, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la unidad de Servicios Periciales) tomó conocimiento de lo ocurrido y realizó las diligencias correspondientes para el posterior traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

En el anfiteatro se descubrió que la sustancia que el médico se aplicó le provocó un paro cardiorrespiratorio fulminante.

Comments are closed.