ALISTAN FOSAS ANTE INCREMENTO DE DECESOS POR COVID-19 EN EL ESTADO

Se reveló la excavación de más de 100 fosas en panteones de Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga y Piedras Negras.

Ante el incremento acelerado del número de casos y decesos por COVID-19 en Coahuila, y con el temor de un aumento significativo en los mismos durante la Fase 3 de esta pandemia, los subcomités regionales de Salud acordaron la excavación de fosas en panteones municipales.

El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís informó habrá un ajuste en el decreto para el manejo de cadáveres, en donde se prevé que la cremación debe contar con el permiso de las familias como garantía de los derechos humanos.

“Nuestro decreto es correcto, únicamente se agrega, sobre todo el trabajo con las organizaciones de Derechos Humanos y Naciones Unidas, pues que además de que es correcto que se pueda cremar un cadáver certificado que es positivo covid-19, ahora también se tiene que contar con el permiso de las familias”, dijo.

Las autoridades municipales buscan que la población no se alarme con estas acciones, pues estas acciones solamente tienen la finalidad de estar listos en el manejo de cuerpos, en caso de que sus familiares decidan inhumarlos y rechazar la cremación.

De acuerdo al decreto, se tienen 5 horas a partir de la muerte de una persona para decidir por la cremación o inhumación, y en razón de que la excavación se hace en 24 horas, fue que se anticiparon las acciones para el manejo inmediato y adecuado de los cadáveres.

En este sentido, se confirmó la excavación de 100 fosas en el panteón municipal La Paz en Saltillo, en conjunto con Arteaga y Ramos Arizpe, y alrededor de 50 a 70 más en el panteón municipal Villa de Fuente en Piedras Negras.

De igual forma, en Monclova, se habilitaron 40 espacios en el panteón Sagrado Corazón de Jesús para cadáveres no identificados o personas que pudieran requerir de una fosa por COVID-19.

Los Subcomités establecieron que todos los municipios deben estar preparados para esta posibilidad, aunque se confía que no se llegue a la necesidad de ocupar estos sitios, y que el número de casos como decesos puedan contenerse.

Sobre el manejo de cadáveres, en entrevista, el gobernador explicó que la sugerencia seguirá en el tenor de la necesidad de cremar los cuerpos para evitar riesgos, aunque el caso de no identificados, por ley, tienen que ser inhumados.

-Con información e imagen de «Milenio»-

Comments are closed.