TRATAMIENTO DE PIEL DE TILAPIA

Científicos brasileños están experimentando un nuevo tratamiento para quemaduras graves. La técnica consiste en emplear la piel del pez tilapia para aliviar el dolor y, al mismo tiempo, reducir costes. La tilapia es un pez de origen africano que puede vivir en agua salada y dulce. Además, se ha probado en casos de quemaduras graves se están realizando algunas investigaciones para las terapias de regeneración de huesos.

Se usa este pez por el alto contenido de colágeno en sus escamas y la baja cantidad de grasa. Además de ser un pescado sabroso y rico en proteínas tiene un potencial único en el campo de la medicina, específicamente en el tratamiento de las quemaduras de piel de segundo y tercer grado.

Ese procedimiento trae diferentes beneficios en comparación con la aplicación de las tradicionales cremas para quemaduras. Inicialmente la piel de la tilapia se somete a un proceso de limpieza que le quita, entre otras cosas, el olor a pescado.

Como se la deja en la zona quemada por varios días, en función de la gravedad de la quemadura, se evitan los dolores que provoca el recambio del vendaje tradicional. En otros países -como Estados Unidos o en Europa- se utiliza piel homóloga o de animales, particularmente de cerdo.

Pero una gran ventaja de usar la piel de un animal acuático es que «se sabe que estos tienen menos posibilidades de transmitir enfermedades que los terrestres», Afirman expertos brasileros.

Por otra parte, tiene una mayor cantidad de una proteína llamada colágeno tipo 1, una mejor resistencia (similar a la piel humana), y un grado adecuado de humedad que ayuda a la cicatrización.

Y por su buena adherencia, esta piel evita la contaminación externa y limita la pérdida de proteína y plasma que puede generar deshidratación y causar la muerte.

Los investigadores brasileños ya realizaron las patentes dentro y fuera de Brasil y esperan el apoyo del Gobierno para llevar la técnica a los hospitales públicos, donde un 97% de los que se queman son pobres y no tienen acceso a salud particular.

Comments are closed.