SUICIDIO: EL PROBLEMA GLOBAL

Desde el 2003, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha promovido cada 10 de septiembre el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. El objetivo de este día es concientizar a nivel mundial que el suicidio puede prevenirse.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 800 mil personas se suicidan cada año, lo que equivale a una cada 40 segundos. Por cada acto consumado, existieron al menos 20 intentos. Además, las estadísticas mundiales señalan que mueren más hombres que mujeres.

El suicidio se puede producir a cualquier edad, y en 2016 fue la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años en todo el mundo.

De acuerdo con dichos datos, en nuestro país se registra un promedio de 17 suicidios al día. Coahuila no es la excepción, ya que en lo que va del año se han registrado 60 suicidios. ¿Alarmante, no?

Los métodos más comunes de suicidio son el ahorcamiento, el envenenamiento y los disparos, agregó la fuente al instar a los gobiernos a adoptar planes de prevención del suicidio para ayudar a la gente a lidiar con el estrés y reducir el acceso a métodos para quitarse la vida.

En los últimos meses, las autoridades estatales han emprendido diversos programas para disminuir la tasa de suicidios en la localidad, sin embargo, las cifras indican que no se ha podido frenar. 

SUICIDIO EN COAHUILA

En Coahuila las ciudades con mayor número de suicidios son Torreón y Saltillo. En lo que va del año 2019, en la región sureste del estado se han contado ya 60 suicidios por múltiples circunstancias y motivos.

Según información del Boletín Epidemiológico, los casos de depresión continúan al alza, ya que durante el 2018 se registraron 307 coahuilenses que combaten este trastorno mental y en lo que va del año suman 438 casos

Hay un caso de suicidio en particular que me gustaría recordar. El de un buen amigo que decidió terminar con su vida.

Algunos medios de comunicación que abordaron este hecho como noticia, aseguraban que el motivo de su muerte fue por una discusión que entabló con su hermano mayor, y sí, ese día discutieron.

¿Fue planeado? No tengo alguna respuesta para eso, pero lo que sí puedo asegurar es que él estuvo buscando ayuda y NADIE estuvo ahí.

Quieren que les cuente cómo era, fue un buen amigo de esos que te hacen reír a carcajadas por horas y te escriben para saber como llegaste a tu casa. Era una persona con futuro, luchaba por salir de las drogas, el alcohol y las malas amistades, pero no lo logró.

Hoy sería su cumpleaños número 30, pero decidió dejarnos. Una noche del 5 de noviembre del 2017 recibí una llamada donde me decían que habías muerto…no podía creer que se había SUICIDADO. Un día así de repente se fue, sin decirle a nadie dejó de frecuentar ese lugar a donde nos gustaba mucho ir.

PREVENCIÓN Y CONTROL

Los suicidios son prevenibles. Existen algunas medidas que se pueden adoptar entre la población, los grupos de población y las personas para prevenir el suicidio y los intentos de cometerlo. Esas medidas incluyen:

  • restricción del acceso a los medios de suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos);
  • información responsable por parte de los medios de comunicación;
  • las intervenciones escolares;
  • introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol;
  • identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo;
  • capacitación de personal sanitario no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas;
  • seguimiento de la atención dispensada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario.

El suicidio es un problema complejo y, consiguientemente, las actividades de prevención exigen la coordinación y colaboración de múltiples sectores de la sociedad, incluidos los de salud, educación, trabajo, agricultura, comercio, justicia, derecho, defensa, política y medios de comunicación. Esas actividades deben ser amplias e integradas, dado que ningún enfoque individual por separado puede tener efecto en una cuestión tan compleja como el suicidio.

INFORMACIÓN: OMS, VANGUARDIA

Comments are closed.