ÍNDICES DE CRÍMENES BAJAN EN LATINOAMÉRICA POR PANDEMIA DE COVID-19

El coronavirus tiene a todo el mundo en vilo, alterando la vida de todas las personas, muchas de las cuales se han quedado en casa para evitar la propagación del virus.  Una de las consecuencias de las medidas de aislamiento decretadas en varios países de América Latina para frenar la propagación del coronavirus es la reducción del número de crímenes callejeros.

Pero al mismo tiempo, las autoridades reportan que durante la cuarentena se ha registrado un aumento de la violencia contra las mujeres que comparten el encierro con sus agresores.

En México, las medidas de aislamiento fueron adoptadas más tarde, y el mes de marzo vio uno de los meses más violentos en los últimos tiempos, con 2,585 homicidios, pero se vio la reducción en la primera semana de abril, con 42, 32 menos que la semana previa.

“En América Latina hemos carecido de una data confiable, certera y en línea de parte de instituciones oficiales que nos permitan hacer un balance”.

Los delitos y crimines “no se comportan igual en una región, en un país o municipio” la disminución ha sido, en algunos casos, se esperaba, pero “no se tiene evidencia en las principales escuelas criminológicas del mundo todavía no se tiene ninguna evidencia hacia atrás porque han transcurrido más de 100 años que no existía un fenómeno similar”.

Expertos regionales temen que, si la cuarentena se extiende, la escasez de alimentos podría generar saqueos, mientras que el crimen organizado buscará adaptarse en medio de una de las peores recesiones y pérdidas de empleo nunca vistas. Los delincuentes no han parado, “están mejorando sus métodos”.

“Esta ‘paz’ no va a durar”, afirman empresarios de ataúdes. “Los crímenes subirán como espuma un minuto después que se levante la cuarentena”.

Comments are closed.