EVO MORALES Y SUS 13 AÑOS DE GOBIERNO

Como toda personalidad política tiene dos caras una que afirman sus logros y hacen notables las críticas a su gobierno. Para empezar, se habla de un crecimiento económico e inclusivo donde crecía 4.9% por año resaltando sobre muchos países vecinos de américa latina. Para el año 2018 fue Bolivia el país sudamericano donde más aumentó el producto bruto interno (PIB): un 4,2%.»Bolivia es uno de los países que más logró reducir la pobreza y la pobreza extrema durante la anterior década»

Esto sostenía programas de alfabetización, nuevos proyectos de infraestructura entre otros que ayudaron principalmente a reducir el umbral de la pobreza se haya recortado del 60% al 35% es «todo un logro». Aunque la cifra sigue estando entre las más altas de la región. A pesar de todos los altibajos Bolivia consiguió reducir la pobreza del 60% al 35% desde 2006.

Otro punto que resalta en su mandato fue tener a un indígena en el poder que sirvió para integrar en la institucionalidad a quienes, pese a ser mayoría (62% de la población), habían vivido olvidados. Cabe aclarar que esta estrategia no funcionó en otros países como Perú.

El ascenso de Evo Morales al poder marcó un antes y un después para la población indígena. La nueva Carta Magna permite a los pueblos indígenas convertirse, si así lo quisieran, en territorios con autonomía donde aplicarían sus usos y costumbres a la hora de gobernar. Aunque, siempre de manera subordinada a la Constitución.

Logró una estabilidad política, Aunque primero le tocaron vivir algunos años de agitación que incluyeron levantamientos de corte incluso secesionista de los departamentos que acumulan las mayores riquezas naturales, la llamada Media Luna (Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando). Pero, al final, la nueva Carta Magna fue aprobada con un amplio apoyo popular y los años siguientes gozaron de mayor estabilidad política que los anteriores.

En contra parte también se hizo de las críticas. Una de las más resaltantes fue su personalismo y querer «perpetuarse» en el poder Sus más de 13 años al mando del país convirtieron a Evo Morales en el presidente latinoamericano que más tiempo llevaba en el cargo hasta su renuncia el pasado domingo.

Pero un periodo tan extenso en el poder no solo fue criticado por sus opositores, sino que también comenzó a despertar suspicacias en algunos sus seguidores. Afirmaba en declaraciones «Repito: nunca he soñado con ser dirigente, menos presidente. (Prefiero) volver a mi chaco (plantación de coca), con mi gente, a trabajar, eso quiero… Pero siento una obligación. Una presión. Un destino a seguir siendo presidente».

Otra de sus críticas se centraba en sus comentarios machistas y homofóbicos que generaban polémica dentro y fuera del país. Debía tener un mejor el criterio al elegir sus frases «que no salen de la boca de cualquier ciudadano, sino de un líder que ha sido nombrado 10 veces doctor honoris causa por universidades de todo el globo». Entre ellas, la más recordada es una de 2010: «El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres».

Y otras tantas que hacían que el presidente Evo Morales fuera visto en Bolivia como un presidente profundamente homofóbico. Las mujeres también fueron objetivo de comentarios de Morales que fueron ampliamente criticados y generadoras de grandes polémicas.

Por último, se le acusa de haber relajado las normas para permitir las quemas de tierra que habrían provocado los incendios que acabaron con tres millones de hectáreas de bosque en Bolivia.

Creó tres leyes a favor del medio ambiente que difundió plenamente por el mundo y que al final «Quedaron en un plano netamente simbólico». «Irónicamente, el mismo Tribunal de Internacional por Derechos de la Naturaleza que el gobierno de Morales ayudó a establecer, este año lo encontró culpable de violar derechos indígenas y del medio ambiente».

Su política Agroambiental colocó a Bolivia entre los «10 países que más deforestan en el mundo», según le dijo a la radio francesa RFI un antiguo socio de Morales, el activista boliviano Pablo Solón. Los incendios en Bolivia en los últimos meses arrasaron cientos de miles de hectáreas.

Las políticas de su gobierno premian un desarrollo económico basado en la expansión y no en la conservación del medio ambiente».

Comments are closed.