EL ALCOHOL MATA A MÁS DE 3 MILLONES DE PERSONAS AL AÑO

El alcoholismo es una enfermedad y no un vicio, cuya dependencia al alcohol deteriora la salud física, mental y emocional.

Según la OMS, más de 3 millones de personas mueren al año a causa del consumo de alcohol y de todas estas muertes, el 28% se debieron a lesiones, como las causadas por accidentes de tránsito, autolesiones y violencia interpersonal; el 21% a trastornos digestivos; el 19% a enfermedades cardiovasculares, y el resto a enfermedades infecciosas, cánceres, trastornos mentales y otras afecciones.

Un dependiente al alcohol, además de sufrir los típicos signos producidos por el abuso de alcohol, tiene también una dependencia física al mismo. Esto significa que ya no puede controlar su consumo de y experimenta síntomas de abstinencia (como el delirio) cuando intenta dejar de beber.

El consumo de bebidas alcohólicas en las reuniones sociales es frecuente en muchos lugares del mundo, pero puede tener consecuencias sanitarias y sociales negativas relacionadas con sus propiedades tóxicas y la dependencia que puede producir.

Además de las enfermedades crónicas que pueden contraer quienes beben grandes cantidades de alcohol a lo largo de varios años, el consumo de alcohol también se asocia a un aumento del riesgo de padecer afecciones agudas, tales como las lesiones, y en particular las provocadas por accidentes de tránsito.

En la actualidad, se estima que hay 2300 millones de bebedores, es decir más de la mitad de la población de tres regiones de la OMS (Américas, Europa y el Pacífico Occidental) consume alcohol. 

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA DEPENDENCIA DEL ALCOHOL?

Los alcohólicos suelen pensar que debe haber una razón para su adicción y que, una vez que el problema pasa o se soluciona, su alcoholismo se resuelve y la adicción se curará. Lamentablemente, esto no es así, aunque hacer frente a cualquier problema subyacente sí ayudará a adicto al alcohol a mantenerse sobrio a largo plazo.

Sin embargo, no es necesario entender la razón por la cual un alcohólico sufre dependencia. Por lo tanto, las posibles razones del alcoholismo no deberían ser utilizadas como una excusa para seguir abusando del alcohol.

¿QUÉ HACER PARA PREVENIR EL ALCOHOLISMO?

Desde edades tempranas, se debe empezar con una prevención de consumo, ya que no se sabe cuándo, dónde, ni quién puede caer en esta enfermedad, una educación basada en la moderación, reforzada con el ejemplo en la familia, así como acciones que fomenten la autoestima y habilidades sociales, podrían funcionar para que en el futuro se elijan formas sanas de diversión.

Si detectas que tú o algún familiar dependen del alcohol, o su consumo ya no es controlado, puedes pedir ayuda, en la ciudad existen varios centros de atención de Alcohólicos Anónimos, donde puedes recibir ayuda para ti y tu familia.

INFORMACIÓN: OMS, IMSS

Comments are closed.