DOS CURAS Y UN JARDINERO ENFRENTARÁN CARGOS POR ABUSO SEXUAL INFANTIL

Dos curas y un jardinero comparecieron como acusados en el juicio que comenzó este lunes por el abuso sexual de veinte niños sordos en el Instituto Próvolo de Mendoza. Este caso sacudió a la Iglesia católica argentina.

Los curas Nicola Corradi de 83 años, Horacio Corbacho, de 59 y el jardinero Armando Gómez de 49, asumirán cargos de abuso sexual, corrupción de menores y malos tratos por lo que su condena puede llegar a ser hasta de 50 años de prisión.

Comments are closed.