SE DIVIDE COLECTIVO FEMENIL QUE TOMÓ LA CNDH

Luego de un conflicto de intereses, los colectivos Bloque Negro Ni Una Menos, liderado por Yesenia Zamudio, rompieron relaciones

A pocos días de haber realizado la “Antigrita” al exterior de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se dejó entrever un conflicto de intereses entre los dos bloques que tomaron estas instalaciones.

Luego de permanecer varios días unidos, los colectivos Bloque Negro Ni Una Menos (liderado por Yesenia Zamudio) terminaron relaciones este 16 de septiembre.

Acusaciones mutuas

De acuerdo a la información que trascendió en el tema, la disputa se presentó luego de que integrantes del colectivo del Bloque Negro pidiera a su similar, que no hubiera presencia de hombres al interior de las instalaciones.

Además, esta situación se habría agravado luego de que este colectivo acusara a Zamudio de estarse quedando con los recursos derivados de las donaciones recibidas; entre los que resaltaban despensas y demás bienes adjudicados tras la toma del recinto.

A su vez, el Bloque Negro fue acusado de querer quedarse con el crédito de la toma de las instalaciones de la CNDH; pese a que el colectivo de Ni Una Menos concretó la acción.

“Este espacio es para las víctimas. (Las anarquistas) dicen que el inmueble lo tomaron para ellas, pero no. ¿Qué creen? Que este inmueble es de Ni Una Menos y para las familias. Nosotras las apoyamos, pero ya hay muchas familias que se han deslindado de ellas”, aseveró Zamudio en un video de su cuenta de Facebook.

Dejen de estar de hociconas, diciendo que me estoy enriqueciendo. No nos estamos robando las despensas. Todo esto es para las familias, porque somos la víctimas, agregó la líder de Ni Una Menos.

Respecto a la presencia de varones en la ahora también llamada Casa de Refugio Ni Una Menos, Zamudio señaló que los hombres también son víctimas y como tal ellos podían permanecer ahí.

«Ni una menos» abandona la CNDH

Tras no llegar a ningún acuerdo, el grupo de familiares de víctimas de feminicidio y desaparición forzada, liderados por Zamudio, tomó la decisión de retirarse del edificio, señalando que: “Nosotras no pedimos casas, pedimos justicia”.

Por su parte, el Bloque Negro emitió un comunicado en redes sociales en donde se deslindaron del colectivo Ni Una Menos, así como de cualquier discurso o acción de estas.

“Nuestro trabajo en la okupa ha sido legítimo, en apoyo a las madres y víctimas de desaparición y feminicidio, ha sido desinteresado con la condición de que si tocan a una nos tocan a todas. No tenemos problemas con ninguna persona dentro o fuera de la okupa. Reconocemos la lucha de la señora Zamudio y celebramos que la Corte Interamericana de Derechos Humanos haya aceptado revisar su caso. Le deseamos mucho éxito”, expuso el colectivo.

Por último, explicaron que para ellas, «la toma no se hizo por un solo caso o una sola persona; se hizo por las personas que estuvieron dentro, por las que siguen y por las que están afuera viviendo violencia«.

«Es cierto que hay compañeras que se han marchado y otras más que están considerando marcharse, pero también hay las más que quieren seguir construyendo con nosotras un espacio seguro y libre de violencia, convencidas de que esto no termina y es el sentido de nuestra lucha”, concluyeron las autodenominadas anarquistas.

-Con información de medios nacionales»

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en Youtube, Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, Telegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.