LA RELACIÓN ENTRE EL PESO Y EL ESTRÉS DEL TRABAJO

Existen diversos estudios que demuestran la relación entre las emociones no procesadas y las enfermedades. Por ello, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) emitió algunas recomendaciones para conservar un peso corporal adecuado. “Las emociones son energía que se transforma en sobrepeso, indigestión, un sistema inmunológico débil”, informó la nutricionista de la SSJ, Sigrid Pimentel Martín.

Pimentel señaló que cuando se aprende a identificar las emociones negativas y a tratarlas, se repercutirá no sólo en una mejoría anímica, sino que también se podrá mejorar la relación entre los alimentos y el cuidado del peso.

Expertos en el estudio del comportamiento humano consideran que las causas de obesidad y sobrepeso pueden estar relacionadas con dificultades afectivas: “La mayoría de los psicólogos considera que estas condiciones reflejan una canalización de emociones negativas a través de la comida y, con ellas, el individuo genera una protección inconsciente del mundo a través de la grasa que rodea su cuerpo”, precisó la experta.

“Recurrir a la comida para evadir emociones negativas es común. Sin embargo, esto no elimina aquello que en el fondo abruma a las personas. Por tanto, es importante que nos preguntemos: ¿qué emoción me lleva a hacerlo”, agregó Pimentel Martín.

Algunas recomendaciones

Entre las recomendaciones para prevenir el sobrepeso se encuentra procurar que el objetivo consista en modificar los hábitos alimenticios, en vez de reducir kilos. Fragmentar esta meta en varias pequeñas, menos exigentes y más realistas, y comprobar lo conseguido con regularidad para ir organizando el avance.

Es importante encontrar ayuda para cuidar la autoestima y evitar situaciones de tristeza. Aunque se sabe que el consumo de azúcares o carbohidratos se asocia al aumento de la liberación de serotonina, se puede obtener este beneficio practicando ejercicio y actividad deportivas.

Comer rápido aumenta el riesgo de sobrepeso, así que es recomendable tomar precauciones al momento de alimentarse para no despertar preocupaciones o ansiedad. Evitar saltarse las comidas y elegir alimentos que necesiten más tiempo de masticación, como ensaladas y verduras, para que el proceso sea más lento.

Además, exteriorizar los sentimientos y preocupaciones a fin de evitar el estrés, ansiedad, ira y depresión.

Comments are closed.