DÍA INTERNACIONAL DE LA ENFERMERA. LA CIENCIA DE CUIDAR Y EL ARTE DE AMAR

El 12 de mayo se celebra el Día Internacional de la Enfermería, con el objetivo de rendir un merecido homenaje a todos los enfermeros y enfermeras, que a nivel mundial realizan esta loable labor para toda la humanidad., así como rendir tributo a su fundadora Florence Nightingale, que nació un 12 de mayo y que es considerada la fundadora de la enfermería moderna.

«Todos los días, estamos siendo testigos de la valentía, la habilidad y la dedicación de los profesionales de enfermería y de otros trabajadores de la salud, mientras sirven valientemente en la primera línea de la pandemia de la COVID-19», afirmó Carissa F. Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

«Las enfermeras y los enfermeros siempre han estado al frente para salvar vidas y cuidar a las personas. Pero nunca antes su valor ha sido tan claro como lo es ahora. Merecen no sólo nuestra gratitud, sino también un apoyo tangible para asegurar que sean capaces de contribuir al máximo de sus capacidades».

Las contribuciones y los desafíos que enfrentan los casi 28 millones de enfermeras y enfermeros del mundo, quienes representan más de la mitad de todos los trabajadores de la salud a nivel mundial.

El informe, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) y la campaña Nursing Now, y lanzado en el marco del Día Mundial de la Salud 2020, hace un llamado a la acción claro: los gobiernos deben invertir mucho más en la educación de enfermería, crear puestos de trabajo y promover el liderazgo de enfermería para garantizar que hayan suficientes profesionales en enfermería con las competencias adecuadas para contar con sistemas de salud eficaces, equitativos y sostenibles.

Recomienda otras áreas de acción para fortalecer la fuerza de trabajo de enfermería, incluido el desarrollo de habilidades de liderazgo en enfermería y la creación de nuevas funciones con oportunidades para ejercer esas competencias dentro de los sistemas de salud.

Las políticas sensibles al género también son críticas para la retención, dado que 9 de cada 10 enfermeras en todo el mundo son mujeres. Por ejemplo, ofrecer horarios de trabajo más flexibles podría ayudar a satisfacer las necesidades cambiantes de las enfermeras durante sus carreras.

«Sabemos que se necesita un cambio transformador si queremos acortar la brecha en enfermería y capacitar al profesional de enfermería para que pueda desarrollar plenamente su potencial dentro de nuestros sistemas de salud», sostuvo James Fitzgerald, director de Servicios y Sistemas de Salud de la OPS.

Comments are closed.