¿CÓMO PUEDE CONTRIBUIR LA IGLESIA A DEFENDER Y PRESERVAR LA AMAZONIA?

En el Sínodo de la Amazonia, el Vaticano busca vías para abarcar los problemas de la región. Esto podría desencadenar un enfrentamiento con el gobierno brasileño de Jair Bolsonaro, debido a que el mandatario está a favor del extractivismo en esa región.

«Estamos todos preocupados por los grandes incendios en la Amazonia y rezamos para que sean controlados lo antes posible». Con estas palabras, el papa Francisco se pronunció en agosto sobre los incendios en la selva tropical más grande del mundo.

El domingo pasado recibió a representantes de la Iglesia y la sociedad civil en el Vaticano, con motivo del Sínodo de la Amazonía. El lema de este concilio, que tiene lugar entre el 6 y el 27 de octubre, es «Amazonia: nuevos caminos para la iglesia y para una ecología integral».

Sin embargo, la destrucción ambiental en el gigantesco bioma de 7,5 millones de kilómetros cuadrados no es el tema principal oficial, sino la escasez de sacerdotes. Este asunto se abordará probablemente relajando la obligación del celibato.

En Brasil, país que alberga dos tercios de la selva amazónica en su territorio, habrán prestado atención a las palabras papales. Desde hace algunos meses, el Gobierno del controvertido presidente Jair Messias Bolsonaro está preocupado por la supuesta injerencia de potencias extranjeras en la Amazonía brasileña. Y esto incluye también al Vaticano. «Para nosotros, esto es una injerencia en los asuntos internos de Brasil», dijo el general Augusto Heleno, jefe del Gabinete de Seguridad (GSI), refiriéndose al debate sobre los derechos de los pueblos indígenas y la protección del medio ambiente amazónico en el Sínodo.

«Podemos decir que la situación es desesperada y humillante, porque muestra sobre todo cuán irresponsables son los gobiernos que han causado los incendios para impulsar la ocupación de tierras públicas y especialmente las reservas indígenas ya establecidas», añadió Paloschi.

«El mensaje de paz de la Iglesia es importante para demostrar que lo que está sucediendo es inaceptable, y necesitamos un ambiente menos estresado, menos envenenado y enconado», dijo Marcio Astrini, de Greenpeace Brasil. «El Papa ha hablado mucho sobre el Amazonas y es una de las figuras mundiales más importantes, pero mientras reza por el Amazonas, el gobierno (de Brasil) lamentablemente se reúne con buscadores de oro que ocupan territorio indígena», añadió.

Defensa y preservación del Amazonas. El pasado jueves se dio a conocer que el gobierno brasileño quiere presentar, en octubre, una iniciativa legislativa para promover el uso de los recursos minerales en las reservas indígenas. «El líder brasileño no tiene ni idea sobre el Amazonas», dijo hace unos días el obispo emérito y director de la prelatura de Xingu de 1981 a 2015, Erwin Kräutler.

A su juicio, la Iglesia debe luchar contra las pretensiones del actual gobierno brasileño: explotar la Amazonía con empresas nacionales y extranjeras.  «La Iglesia debe contribuir a defender y preservar la Amazonia», aclaró.

INFORMACIÓN: ELPAIS

Comments are closed.