LA “VÍBORA DE LA MAR” FUERA DE LA NUEVA NORMALIDAD

Ante la marcha y manifestación que se llevó a cabo en la capital del Estado por organizadores y proveedores de eventos sociales, quienes con esto buscaban acercarse al diálogo con el alcalde de la ciudad el Ing. Manolo Jiménez, para llegar a acuerdos respecto a este tipo de eventos, se rumorea que de volver las bodas, XV años, bautizos entre otros eventos sociales, estos no volverán a ser los mismos. 

Los dueños de negocios dedicados a organización de eventos, presentaron al subcomité técnico covid-19 sureste, un protocolo  en el que se establecen las medidas que ellos están proponiendo para poder reanudar sus actividades.

En dicho protocolo destacan  el hecho de que no se permitirán bailes como la “rayita” o la tan famosa “víbora de la mar”, al igual que la música disco, es decir bailes de manera individual, los cuales delimitan  los espacios para las personas que quieran bailar la “música permitida”, ósea el baile de pareja, como la música norteña o los vals. 

Señalaron los manifestantes, que consideran que parte de que la curva de contagios se haya disparado es por los eventos clandestinos, ya que  no se encuentra bajo ninguna supervisión de las autoridades.

Este lunes el subcomité regional evaluará dicho protocolo, para definir en qué momento se reanudarán estos eventos sociales, ya que como lo señalaban algunos manifestantes, dependen aproximadamente unas 15,000 familias de estos eventos solo en la región sureste.

En Atiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en Youtube, Facebook, Twitter, Instagram, Whats App, Telegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas con personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar video columnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.