VERGONZOSAS Y CLASISTAS LAS CRÍTICAS A AYUDAR A INDÍGENAS: AMLO

“Los adultos mayores ya están recibiendo no mil 160 pesos, 2 mil 550 pesos, 8 millones en el país de ancianos respetables. Los mestizos desde los 68 años, los indígenas desde los 65 años”, esta fue la frase del presidente Andrés Manuel López Obrador que desató una polémica en redes sociales al acusarlo de aplicar el “racismo a la inversa”.

Luego de la serie de señalamientos durante el fin de semana, hoy el mandatario federal respondió: “Es, la verdad, vergonzoso que no se acepte el trato especial a los más pobres, a los indígenas y se piense que eso es racismo. De veras que es sorprendente”.

Durante la conferencia matutina explicó que “los indígenas por su situación de pobreza y marginación, se envejecen pronto, porque sufren mucho”.

Para el presidente hacer esta diferencia es una cuestión de justicia social, porque, dijo, no puede haber trato igual entre desiguales.

Se refirió a quienes en redes sociales subieron fotos mostrando un tono de piel claro y afirmando que por esa razón no recibirían una pensión a los 65 años.

“Yo quisiera que esos que cuestionan esta decisión visitaran las comunidades indígenas y que ellos mismos se compararan. Es un asunto doloroso cómo un adulto mayor que vive en la ciudad que tiene 65 años está mejor conservado que un indígena con 65 años, porque trabajan, se mal alimentan, porque tienen que caminar kilómetros, porque sufren mucho. ¿Cómo no se les va a dar atención especial?”, cuestionó.

El presidente tabasqueño remató su postura con la frase: “Si eso les molesta, si darles atención preferente a los indígenas es ser racista, que me apunten en la lista”.

Incluso expuso que insistirá en una reforma a la Constitución, “va a ser -aunque no les guste a los conservadores- el elevar a rango constitucional el derecho a la pensión y dejarlo establecido para los indígenas a partir de los 65 años, para los no indígenas a partir de los 68, derecho universal, es decir, a todos”.

Aclaró que “la pensión es para ricos y pobres, porque es al final una recompensa a quien trabajo durante mucho tiempo y merece al final de su vida, en el último tramo de su existencia, recibir un reconocimiento, porque contribuyó al desarrollo de la nación”.

El presidente hizo, finalmente, un llamado a serenarse en cuanto a las posturas en torno a este tipo de asuntos que únicamente exhiben el racismo y el clasismo que impera en México.

Comments are closed.