SECRETARÍA DE CULTURA DE COAHUILA: DEBERÁ HACER PÚBLICO A QUIEN DA CORTESÍAS PARA SUS EVENTOS

La Secretaría de Cultura de Coahuila se ha convertido en los últimos años en el principal promotor artístico del Estado. Más allá de cualquier otra labor referente a temas culturales, la continua generación de conciertos ha sido su labor más destacada convirtiéndose en la principal competencia de empresarios de espectáculos masivos que no pueden competir contra eventos “gratuitos” presentados por la Secretaría de Cultura.

En lo que va del 2019 la Secretaría de Cultura ha realizado muchos conciertos, destacando algunos cuantos:

Carlos Rivera, Susana Zabaleta y Fernando de la Mora, Benny Ibarra, El Gran Silencio, Avanzada Sinfónica, Belinda, Lalo Mora y Plácido Domingo entre algunos otros.

La realización de este tipo de eventos culturales son una manera de dar entretenimiento, diversión y sobre todo cultura al ciudadano. Pero, ¿qué pasa cuando ya se ha hecho tradicional que las primeras filas de los conciertos y eventos realizados por la Secretaría de Cultura son reservados para políticos de ocasión y amigos de funcionarios públicos? En la mayoría de los eventos que realiza la Secretaría de Cultura se presentan tres distintas situaciones:

  • Cuando son 100 por ciento gratuitos en muchas ocasiones se coloca un área vip o se reserva cierta área o filas destinadas para políticos y funcionarios de Gobierno o amigos y familiares de uno u otro político.
  • En otras ocasiones cuando la mayoría de los lugares son gratuitas, pero se destina un espacio para venta, muchos de estos lugares son destinados en cortesías a funcionarios públicos, políticos o amigos de estos.
  • La situación más patética se presenta cuando son eventos a beneficio, se separa un área para invitados especiales, entiéndase políticos, servidores políticos y amigos y familiares de estos y se les entrega dichos lugares en cortesía. Es decir, hacen eventos para recaudar fondos para alguna causa en específico y los políticos no pagan.

Después de meses de pelear para que la Secretaría de Cultura del Estado de Coahuila nos proporcionará el listado de personas a las cuales se le regalaron boletos para el concierto de Plácido Domingo en Torreón el 4 de abril de 2019, dicha información fue entregada parcialmente; aquí la historia.

Desde el 6 de mayo de 2019, que iniciamos el proceso para obtener la información,  primero la Secretaría de Cultura de Coahuila contestó que para dicho evento había otorgado 100 cortesías, posteriormente solicitamos se nos indicará a quien se le habían dado dichas cortesías, a lo cual la Secretaría nos contestó que:

“las cortesías fueron entregadas a autoridades municipales, estatales y federales, patrocinadores, medios de comunicación y familiares de los artistas, no siendo posible individualizar cada una de las localidades”

¿Como es posible que la Secretaría de Cultura no sepa a quien regala cortesías para sus eventos?

Pues según la Secretaría de Cultura no sabía.

Por lo anterior interpusimos un recurso ante el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información con la finalidad de que este obligará a la Secretaría de Cultura a entregar la información con el siguiente argumento:

Los eventos son pagados con recursos públicos, por lo que las cortesías se consideran donaciones y según la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, todas las donaciones hechas a terceros en dinero o en especie son información pública que debe de estar disponible en los medios electrónicos de la Secretaría de Cultura, las cortesías son donaciones y deben ser información pública.

Pues el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información Pública no dio la razón y obligó a la Secretaría de Cultura a que nos entregara el listado de a quien había entregado cortesías, o como mínimo precisar a que autoridad municipal, estatal y federal le fueron otorgadas.

En el concierto de Plácido Domingo del 4 de abril de 2019 se vendieron 1,000 boletos VIP a 2,000 pesos, el ingreso obtenido por estos boletos sería destinado para la compra de implantes cocleares para niños, de esos 1,000 boletos la Secretaría de Cultura otorgó 100 cortesías que ahora después de varios meses no tenemos los nombres, pero si sabemos las instituciones de a quien le dieron cortesías:

12 cortesías fueron para el Gabinete Legal del Gobierno de Coahuila

6 cortesías para diputados locales de Coahuila

2 cortesías para el delegado del Gobierno Federal en Coahuila

2 cortesías para cada uno de los alcaldes de Monclova, Torreón, Saltillo, Parras, Matamoros y Piedras Negras

2 cortesías para el Gobernador de Durango

Y 2 cortesías mas para mandos militares.

La Secretaría de Cultura opacamente sigue sin dar los nombres. ¿Por qué ocultar la información e incumplir la Ley?

¿Alguien le cree que no sabe a quien le mando las cortesías?

¿Nos dan el destino 36 cortesías y las restantes 64?

Son recursos públicos, son impuestos de los ciudadanos, la información debe de ser pública, en la página de internet de la Secretaría debería de estar publicada permanentemente el destino de las cortesías, son donaciones, el no publicarlo es ilegal.

Cada día que pasa y que la Secretaría de Cultura de Coahuila no publica el listado de cortesías por cada evento que realiza, esta corrompiendo la Ley de Acceso a la Información Pública y Transparencia en México.

Comments are closed.