SE CONFRONTAN DIPUTADOS POR CASO LEBARÓN, MUESTRAN EL COBRE

La masacre de integrantes de la familia LeBarón, ocurrido la tarde del lunes en los límites de Sonora y Chihuahua, provocó agrias discusiones entre los diputados federales.

En entrevista Mario Delgado, coordinador de los legisladores de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aseguraba que le tomaba la palabra al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ofreció ayuda a México para librar una guerra contra los narcotraficantes si lo solicitaba el presidente Andrés Manuel López Obrador. Pero, dijo, sólo si esa ayuda se refleja en un control más estricto de las armas que ingresan a nuestro país.

“El 80 por ciento de los delitos cometidos en México están relacionados con armas que ingresaron de forma ilegal a nuestro país, esa es la ayuda que requerimos que se frene ese comercio de armas que es legal en Estados Unidos, pero no aquí”, manifestó Delgado Carrillo.

A petición de la vicepresidenta de la Mesa Directiva, Dolores Padierna, se abrió una ronda de posicionamientos en torno al tema, las primeras intervenciones fijaron el rechazo de los legisladores a la violencia y exigieron que se diera con el paradero de los culpables y que sean llevados ante la justicia.

Sin embargo, en su intervención, el legislador del Partido Revolucionario Institucional, Héctor Yunes Landa, pidió no politizar ni lucrar con la desgracia. “Decir que, desde luego, no se vale politizar un tema tan grave, algo tan inhumano. Pero sí, no omitir que en once meses esta es la masacre número 15. Más de una masacre por mes. Decir que lamento mucho que el sistema de inteligencia del gobierno de la República se dedique más a seguir a cibernautas y bots, que estar viendo problemas como estos y preverlos”.

Sus declaraciones provocaron la ira de los diputados de la mayoría, más cuando desde la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), el diputado Miguel Alonso Riggs exigía que por fin establecieran una estrategia porque no se ve por ningún lado.

En respuesta, Gerardo Fernández Noroña elevó el tono de voz al declarar que el gobierno de la República es responsable de la seguridad de la ciudadanía desde el uno de diciembre de 2018, pero debe enfrentar una “herencia maldita” de los gobiernos anteriores. “Son unos chacales. Celebran las acciones del narco, celebran las matanzas, celebran el baño de sangre. Son unos buitres, unos hipócritas y unos irresponsables, eso es lo que son y vamos a resolver, no tengan duda”, les espetó Fernández Noroña.

Al final, se unieron en un minuto de silencio en honor de las víctimas del ataque en Chihuahua.

Comments are closed.