ROSARIO ROBLES PODRÍA SALIR DE PRISIÓN PARA IR A SAN LÁZARO

Rosario Robles podría abandonar la cárcel para acudir a la Cámara de Diputados para comparecer ante la sección instructora que busca un juicio político en su contra.

Pablo Gómez, presidente de esa sección instructora, dijo que luego de la notificación que le realizaron a Robles Berlanga, quien permanece en la cárcel para mujeres de Santa Martha, al oriente de la Ciudad de México, la ex secretaria de Desarrollo Social tiene 7 días naturales para responder a esta acusación.

El plazo vence el próximo martes y podría presentar su declaración por escrito o personalmente. “Si ella decide que vendría personalmente a comparecer, yo haría un llamado a las autoridades penitenciarias para que se otorguen las facilidades para que Rosario abandone la cárcel para acudir a San Lázaro”, manifestó Pablo Gómez.

Luego de esta fecha, la sección instructora abre un periodo de 30 días naturales, sin importar que el pleno se encuentre en periodo regular o sea la comisión permanente quien sesione, para que se presenten pruebas de cargo y en defensa de Robles Berlanga, periodo que se puede ampliar y luego emitirá una recomendación que se enviaría al Senado que es, al final de cuentas, la instancia donde se desarrollaría el primer juicio político en 93 años, en la historia del país.

A pesar de la cercanía de Rosario Robles con muchos políticos que hoy acompañan al presidente Andrés Manuel López Obrador, incluso el mismo mandatario tuvo una relación muy estrecha con ella, Pablo Gómez rechazó que pudiera haber un conflicto de interés en este tema. “Yo no tengo ningún interés en castigar o exonerar a Rosario, no me pueden juzgar cuando ni siquiera he actuado, juzguen mis actos, no mis dichos”, pidió el legislador.

Pablo Gómez reconoció que el caso de Rosario Robles es el único juicio político que se sigue por el presunto desvío de recursos públicos en un esquema que se ha denominado “La Estafa Maestra”, donde se empleó a Universidades Públicas para fingir la contratación de servicios y productos, que nunca se llevaron a cabo y que sólo permitieron el desvío de más de 3 mil 300 millones de pesos.

Sin embargo, la investigación de la Auditoría Superior de la Federación revela que Rosario Robles no fue la única que participó en ese fraude, sino que otros políticos como el gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo, durante su paso por Banobras, o el ex director de PEMEX, Emilio Lozoya, también tienen responsabilidad, sólo Robles Berlanga está acusada por este caso.

Incluso quienes querían ver al ex presidente Enrique Peña Nieto, castigado al menos políticamente con la inhabilitación para ocupar cargos públicos, pues se quedarán con las ganas porque jurídicamente no procede el juicio político en contra del presidente, reconoce Pablo Gómez.

Comments are closed.