RENUNCIAN 5 POR ELECCIÓN DE ROSARIO PIEDRA

La polémica por la elección de Rosario Piedra Ibarra para dirigir a la Comisión Nacional de Derechos Humanos llegó hasta la renuncia de sus consejales.

Cinco integrantes del Consejo Consultivo de dicho organismo renunciaron a sus cargos al señalar que la elección de Piedra Ibarra se basó en un proceso plagado de irregularidades y falta de apego a la legalidad.

Se trata de Alberto Manuel Athié, María Ampudia, Mariclaire Acosta, Angélica Cuéllar y María Olga Noriega.

Las últimas cuatro personas, presentaron este jueves su dimisión ante la mesa directiva de la Cámara de Senadores.

En el documento refieren que una «ombudsperson carente de legitimidad será incapaz de establecer una interlocución válida con los distintos actores involucrados en la observación, protección y promoción de los derechos humanos».

En la carta apuntaron que “es muy notoria la cuestionada elección de la nueva titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, le resta legitimidad a una institución ideada para defender a la sociedad de los abusos de poder del Estado, cuyas principales herramientas para llevar a cabo su tarea son la pluralidad e independencia, la libertad de criterio, la autonomía de gestión y el apego Irrestricto a la Norma Constitucional”.

Insistieron en que este hecho “presagia el sometimiento abierto de la CNDH a quienes actualmente detentan el poder político. En consecuencia, no será posible mantener el principio de autonomía de gestión de la Institución, que le es inidspensable para el desempeño de su función”.

Afirmaron que de permanecer en el organismo, correrían el riesgo de incumplir el mandato de “Cumplir y hacer cumplir la Constitución”.
Al respecto el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que dichos organismos se crearon para simular que se protegían los derechos humanos, además de asegurar que los consejeros no han tenido acciones reales en favor de la población.

En tanto, dos jueces federales desecharon los amparos que buscan impugnar el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra al frente de la CNDH, éstos fueron promovidos por Emilio Álvarez Icaza, senador independiente, y la Asociación Derechos Humanos y Litigio Estratégico Mexicano.

El argumento es que el poder judicial no puede revisar, por medio de amparos, los procesos de nombramiento de este tipo, que son facultad del poder legislativo.

Por su parte, Piedra Ibarra anunció que pedirá licencia como militante de Morena para dedicarse de tiempo completo a su trabajo como ombudsperson.

Pidió que tengan certeza que su actuar ha sido siempre conforme a la ley y que su compromiso ha sido, es y será siempre y por sobre todo con las víctimas.

Al señalar que se incumple la ley al elegir a la militante de un partido, la oposición en el poder legislativo afirmó que acudirá a instancias internacionales para impugnar esta elección.

Comments are closed.