PAN DE MUERTO, TRADICIÓN MEXICANA

El Día de Muertos es una fecha muy importante en la cultura mexicana. En 2008 esta tradición fue declarada por parte de la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de México

Los días 1 y 2 de noviembre nos enfocamos a celebrar la vida de todos nuestros difuntos y como ofrenda les arreglamos un altar en el que agregamos alimentos, velas, flores y los objetos de uso cotidiano de aquellas personas que ya no están con nosotros.

PAN DE MUERTO

El significado general del pan de muerto surge desde la época de la conquista y los rituales prehispánicos que se llevaban a cabo, pues en ellos se incluían sacrificios humanos que se consideraban sagrados, pues desde la antigüedad, en México no se consideraba a la muerte como “el fin”, al contrario, se consideraba que los muertos permanecían en el inframundo.

De este significado, surgieron los simbolismos que actualmente tiene el pan de dulce del día de los muertos.

SIMBOLISMO

Forma circular

Representa los ciclos de vida infinitos, pues de acuerdo con la tradición, los difuntos nunca se van completamente de este mundo y viven en el inframundo.

Cráneo

En la zona central del pan se encuentra lo que simboliza un cráneo humano.

Huesos

Alrededor del “cráneo” se encuentra la forma de cuatro “huesos” que abarcan el pan dulce. Estos huesos simbolizan los puntos cardinales: Norte, sur, este y oeste, al igual de representar a los cuatro Dioses: Tláloc (Dios de la lluvia), Quetzalcóatl (Serpiente emplumada), Tezcatlipoca (Dios de la muerte) y Xipe Tótec (Dios de la primavera)

Esencia de azahar

Es utilizada para caracterizar el sabor del pan de muerto en estas fechas para así recordar a los difuntos en esta celebración.

Con el paso del tiempo el pan de muerto tradicional se convirtió en una de las tradiciones gastronómicas más importantes, ya que es un gran motivo para honrar a los difuntos.

INFORMACIÓN: IMAGEN, UNOTV, NTX, LA VERDAD

Comments are closed.