¡NOS ESTÁN MATANDO!

Una vez más manifestantes feministas salieron a las calles de la CDMX a protestar en contra de la violencia a la mujer: feminicidio, desaparición, violencia, acoso. Son palabras que están todos los días en los medios, las cuales leemos sin saber que significan, palabras con mucho significado, pero sobre todo con dolor.

Muchas personas se “indignaron” por los destrozos, grafitis e incendios provocados en monumentos históricos de la capital, sin embargo, hay una causa JUSTICIA.  

¿Tiene más valor un monumento histórico que la vida de una mujer?

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México, 6 de cada 10 mujeres mexicanas han enfrentado algún incidente violento durante su vida, y más del 40% ha sido víctima de alguna agresión sexual. El feminicidio no es otra cosa que la representación más extrema de la violencia contra las mujeres.

¿QUÉ ES EL FEMINICIDIO?

El término “feminicidio” hace referencia a un tipo de homicidio específico en el que un hombre asesina a una mujer, por el simple hecho de ser mujer.

Los feminicidios suelen comenzar en el hogar como consecuencia de la violencia de género. Además, se categoriza dentro de los crímenes de odio, dado a que se dan en un contexto en que la mujer ha sido violentada, como pueden ser las agresiones física, psicológicas, sexuales, entre otras.

Existen una serie de causas que establecen por qué una muerte violenta debe ser tipificada como feminicidio. Esto es cuando, por ejemplo, se tenga conocimiento de que la víctima tenía un antecedente de violencia familiar, con su novio o pareja.

Otra es que la víctima, previo al homicidio, haya sido víctima de algún tipo de agresión sexual o violación, o que su cuerpo haya sido expuesto en la vía pública. Que el agresor o presunto agresor tenga algún vínculo de parentesco, emocional, laboral o educativo. También que presente en su cuerpo lesiones degradantes o infamantes.

CRITERIOS DE UN FEMINICIDIO

En nuestro Código Penal Federal el feminicidio se encuentra tipificado en el artículo 325, el cual establece lo siguiente:

  1. Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género. Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:
  2. La victima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo;
  3. A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia;
  4. Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima;
  5. Haya existido entre el activo y la victima una relación sentimental, afectiva o de confianza;
  6. Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima;
  7. La victima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida;
  8. El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

Ninguna mujer debería sufrir violencia, ninguna mujer debería morir solo por ser mujer. Hoy salimos a las calles a pedir justicia y a dar voz por todas aquellas mujeres que no pudieron.

Ni una más.
Vivas, salvas y felices nos queremos.

INFORMACIÓN: CONAVIM, PSICOLOGÍA Y MENTE, MILENIO

Comments are closed.