NIÑAS NO ESPOSAS: MATRIMONIO INFANTIL EN MÉXICO

De acuerdo con un informe de la Unicef en Latinoamérica, una de cada cuatro mujeres contrajo matrimonio antes de los 18 años, una situación que tiene efectos perjudiciales como el abandono de los estudios y la exposición a la violencia por la pareja.

Cada siete segundos se casa una niña menor de 15 años en el mundo, según la organización Save the Children.

En México hay un estimado de 80.000 menores de entre 12 y 17 años que contrajeron nupcias anticipadas. En promedio se casan 60 veces más mujeres menores de 15 años que hombres, y seis veces más mujeres de 15 a 17 que hombres.

El matrimonio infantil es una práctica tradicional que se lleva a cabo en numerosos países y que supone una grave violación de los derechos de los niños y las niñas, impide la libertad física de la persona, así como su capacidad de decidir su futuro por sí misma.

“Las uniones tempranas o matrimonios infantiles dificultan que las mujeres jóvenes puedan desarrollar un proyecto de vida (…) no podemos mantener los ojos cerrados ante esta gran pérdida de potencial y derechos olvidados”, dijo el director regional interino de Unicef para América Latina y el Caribe, Bernt Aasen.

México está entre las naciones que encabezan la prevalencia de matrimonios antes de los 18 años, ocupando el lugar número 26 de 36 y compartiendo este puesto con Brasil y Panamá.

CONSECUENCIAS DEL MATRIMONIO INFANTIL

  • En cuanto a la maternidad temprana, el mismo informe arrojó que un 58 % de las mujeres que se casó o unió durante la infancia dio a luz antes de los 18 años, y un 28 % antes de cumplir los 20 años.
  • Las niñas que se casan precozmente en matrimonios concertados son más vulnerables a sufrir violencia, abusos y relaciones sexuales forzadas.
  • Se exponen a graves riesgos para su salud, a infecciones de transmisión sexual (cada vez más, al VIH/SIDA), y presentan niveles bajos de salud sexual y reproductiva. 

MÉXICO PROHIBE EL MATRIMONIO INFANTIL

El 21 de marzo pasado se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto con el que se reformó el Artículo 148 y otros del Código Civil Federal, en materia de prohibición de matrimonio infantil.

Con la publicación del decreto, quedaron derogadas diversas disposiciones que permitían el matrimonio a partir de 16 años para los hombres y 14 años para las mujeres, así como la posibilidad de que autoridades locales y familiares concedieran dispensas o consentimiento para que se llevará a cabo.

En la actualidad, el matrimonio infantil se ha posicionado con firmeza en la agenda de desarrollo global, en especial a través de su inclusión en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente el objetivo número 5 sobre Igualdad de género, cuyo fin es erradicar esta práctica para el año 2030.

INFORMACIÓN: UNICEF, NOTIMEX, EFE, PLAN INTERNATIONAL

Comments are closed.