MUERTES POR COVID NO SE PUEDEN OCULTAR: AMLO; MÉXICO, CON MENOS PRUEBAS: LÓPEZ-GATELL

México llega las 60 mil 800 muertes por Covid-19, de acuerdo con la Universidad John Hopkins está en el tercer lugar, debajo de Estados Unidos, que contabiliza 177 mil 179 fallecidos, con una población de más de 328 millones; y de Brasil que suma 114 mil 744 muertes, de 209 millones 500 habitantes.

En el país ya se confirmaron 563 mil 705 casos de Covid-19 y se mantienen como sospechosos 77 mil 198. Además, se han recuperado 389 mil 124 personas.

A casi seis meses de la llegada de la pandemia a México, el presidente Andrés Manuel López Obrador considera que la estrategia para atender la crisis sanitaria ha sido la correcta, además de que la pandemia va en descenso.

“Sí fue notorio que el fin de semana nuestros adversarios, los medios conservadores se dedicaron a esas dos cosas, la nota era; ‘Se cumplió con el escenario catastrófico, ya hay 60 mil fallecidos’, cosa muy fuerte, muy dolorosa, pero ese fue el tenor”, expuso el presidente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló que México estaba subestimando la magnitud de la pandemia, al contabilizar casos sin aplicar las suficientes pruebas.

El mandatario federal respondió que ese tema “se aclaró… Nosotros no somos iguales, cree el león que todos son peludos. ¡Cómo vamos nosotros querer manipular! O sea”.

“Hay cosas inocultables, desgraciadamente no se pueden ocultar los fallecidos, no es nada más medir con el número de pruebas o el número de contagios, el dato más duro y lamentable es el número de fallecidos, ¿eso cómo se oculta?”, cuestionó el presidente.

Añadió que “no sólo se trata de pruebas y en comparaciones, que ya hemos dicho que es de mal gusto, más cuando se trata de una tragedia de la pérdida de vidas humanas, nosotros -obligado por las circunstancias lo voy a decir- tenemos menos fallecidos que Estados Unidos, que Brasil, que Chile, que Perú, que España, que Inglaterra, que Italia”.

En tanto que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que México es el país que aplica menos pruebas diagnósticas de Covid-19 entre los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Detalló que las autoridades mexicanas no se han negado a admitir que aplican escasas pruebas y esto se debe a que ha disminuido por el claro descenso de contagios en el país y aclaró que el número depende de la cantidad de casos sospechosos

El funcionario de Salud explicó, que entre menos personas que presentan síntomas y son presentados como casos sospechosos, se aplican menos pruebas.

Asimismo, y respecto a la correlación del control epidémico con el número de pruebas que se aplican ante la pandemia de COVID-19, López-Gatell puso de ejemplo Estados Unidos, que es el país que más pruebas aplica y también que más casos confirmados presenta.

“La clave es usar correctamente las pruebas y tener las intervenciones de detención”, concluyó.

El presidente López Obrador insistió en que “ha funcionado bien la estrategia, nada más que esta es una pandemia tremenda”.

El mandatario federal expuso que un elemento determinante en torno a los fallecimientos y contagios que se dan es la situación de salud de la población mexicana.

“Y nos ha afectado mucho también de que hay muchas enfermedades crónicas, que eso es el otro tema, de cómo ha afectado mucho en México la pandemia, porque somos de los países con más obesidad, con más problemas de diabetes, hipertensión. Eso no les gusta también a los publicistas que se diga, a los medios de comunicación”, apuntó el presidente.

El mandatario federal reprochó que existan publicaciones en las que indican “que le estábamos echando la culpa nosotros a la obesidad y a la chatarra, a los productos chatarra -esa era su defensa- y que no era así; pues claro que no es así del todo, pero sí influye”, dijo.

Por esta razón en México se planea aplicar “un plan de orientación nutricional y nosotros lo vamos a hacer, y ofrecemos disculpas por anticipado, pero lo vamos a hacer, vamos a orientar para una alimentación sana, por eso la nueva materia ya en educación”, expuso el presidente.

El mandatario federal envió un mensaje a quienes se oponen a las leyes para evitar que la comida “chatarra” llegue a los menores de edad: “Como hay intereses de por medio, se molestan, pero ¿y la salud del pueblo?”.

Afirmó también, que la obesidad ha sido determinante, “en el caso de México sí, se puede probar técnica, científicamente; o sea, no es echarle la culpa de todo a eso, pero sí en buena medida eso nos ha afectado (…) estas enfermedades crónicas -y eso se puede probar- en un porcentaje alto son enfermedades hereditarias, pero se incrementan, se agravan por la mala alimentación, por excesos de azúcar, de sal, de químicos, también por la falta de ejercicio. Entonces tenemos ese problema”, dijo.

Recordó que la mayoría del número de fallecidos se da porque han presentado complicaciones por enfermedades crónicas, “de eso se tienen los registros y se puede demostrar; es más, ojalá y Hugo pueda hoy o mañana hablar de esto, informar, no manipular, que prevalezca la verdad”.

Comments are closed.