LOS DIPUTADOS PODRÍAN MODIFICAR LA LEY DE INGRESOS ANTE LA RECESIÓN EN EL PAÍS: MARIO DELGADO

Ante el anuncio del INEGI que oficializa la recesión técnica en que se encuentra la economía mexicana, el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, se muestra renuente de aceptar que la economía se encuentre en una recesión, cuando la economía se contrae, baja el consumo interno, aumenta el desempleo y también hay una caída en las inversiones y la producción de bienes y servicios, aunque reconoce que pronto podríamos hablar de esta situación en nuestro país.

Por ello, ya se preparan ante un escenario de esta naturaleza en la que no se descarta tomar medidas como reformar la Ley de Ingresos, por ejemplo, se ampliaría el tope para deducibilidad de las inversiones, que hoy se mantiene en 30 por ciento, para incrementar esa deducción y hacerlo atractivo para los capitalistas.

Aunado a la situación interna de México, los factores externos también juegan en contra de la economía nacional, porque Estados Unidos no ha aprobado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y sólo tendrán dos semanas para definirse, porque a partir de enero la discusión política de la renovación de poderes acaparará la discusión en el vecino del norte. El coordinador de Morena es consciente de esta situación y reconoce que la próxima semana estarán de visita en México congresistas norteamericanos con quienes abordarán este tema, pero reconoce que será muy complicado avanzar en la aprobación.

Y a esto vale la pena decirlo, la recesión económica, se vivirá en medio de la polarización del Congreso, que no ha logrado ponerse de acuerdo sobre la reforma a la Ley de Instituciones de crédito que daría dientes a la Unidad de Inteligencia Financiera para decretar el bloqueo de cuentas y la extinción del dominio, aun cuando un juez no se haya pronunciado al respecto, esta discusión provocó la parálisis de la cámara el pasado 6 de noviembre, una sesión que se concluyó hasta el viernes 22, pero no con un acuerdo sobre el tema.

Otro tema que también ha provocado polémica es la reducción del financiamiento a los partidos políticos que no cuenta con el consenso, ni siquiera de los aliados de Morena, porque saben que prácticamente desaparecerían y del mapa y se reforzaría la hegemonía del partido del presidente. Mario Delgado reconoce que no hay acuerdo, pero a pesar de ellos lo van a discutir esta semana. “Una reducción menor a 50 por ciento del financiamiento de los partidos políticos no nos sirve, porque la gente no vería realmente un ahorro importante en los recursos que se otorgan a los institutos políticos”, reconoce el coordinador de Morena.

Así las cosas, La fracción parlamentaria de Morena apuesta por una recuperación económica al final del año, o que detonen las inversiones de los empresarios mexicanos, que por cierto serán anunciadas mañana en Palacio Nacional.

Comments are closed.