LA INSEGURIDAD DE UBER UNA REALIDAD PARA LAS MUJERES MEXICANAS

La promesa de un servicio de transporte seguro llegó a México hace 6 años, Uber, la plataforma de viajes en auto privado con chofer.

A pesar de eso podemos asegurar que hoy, Uber NO es seguro pues la empresa no se hace responsable de robos, delitos sexuales, accidentes y ni siquiera se involucran en respaldar la identidad y comportamiento de sus conductores.

Algunos especialistas han advertido el uso de Uber pues en sus políticas los usuarios tuvieron que aceptar lo siguiente:

“Usted acuerda que todo riesgo derivado de su uso de los servicios y cualquier servicio o bien solicitado en relación con aquellos será únicamente suyo”, se lee en las condiciones en las que la empresa sostiene que el servicio se da entre el conductor y el pasajero, dejando fuera de la responsabilidad a la empresa Uber.

MUJERES LAS MÁS VULNERABLES

BRENDA DE LA MORA- CDMX

Cada vez más usuarios en redes sociales reportan incidentes ocurridos por el mal servicio proporcionado por los conductores de la compañía. Hay tantos riesgos al usar esta aplicación de transporte y las mujeres son las que más peligro corren.

La usuaria Blanca de la Mora denunció a través de redes sociales un intento de secuestro por un conductor de un Uber el sábado en la noche, el cual abordó en la Central de Autobuses del Norte con dirección a Masarik, pero la unidad se desvió hacia Ecatepec, en el Estado de México.

«Antes de atacarme y ponerme un arma en la cabeza, aventó mi teléfono por la ventana… Entonces me pude zafar, porque me tenía abrazada con el arma en mi cara. Logré alcanzar el volante para descontrolar el coche, porque preferí morir prensada en un accidente que quién sabe dónde y cómo», narró.

La joven explicó que se aventó del vehículo, se levantó y huyó de su agresor; aclaró que buscó el celular, que había lanzado el conductor, para solicitar auxilio, pero el sujeto intentó atraparla. «Él se echaba de reversa para alcanzarme, hasta que apareció un carro que finalmente se paró a ayudarme. Cuando bajé del coche busqué (el celular), lo encontré y fue la manera en la que pude pedir ayuda. Porque estaba en una carretera en Ecatepec», agregó.

BERENICE TAPIA- SAN LUIS POTOSÍ

«Fiesta de prepa en Morales!! Vamonooos», fue la última historia que Berenice Tapia, conocida también como Mitzi, publicó en su Instagram cerca de las 10:30 de la noche del domingo, después de esto, sus amigos y familiares no tuvieron noticias de ella.

Uno de sus amigos hizo un post donde anunciaba su desaparición, sólo sabían que había abordado un auto de la plataforma Uber. Su imagen comenzó a circular la mañana de este lunes 19 de agosto, se solicitaba el apoyo de la población para tratar de localizarla. Cerca de las 8:00 horas de este día, el cuerpo fue encontrado en la calle Basalto casi esquina con Hernán Cortés en la colonia Las Piedras.

La persona que asesinó a Mitzi no lo hizo para asaltar. Junto a su cuerpo estaban sus pertenencias, credenciales y su teléfono. Tenía golpes en el rostro, además de un impacto de bala.

Ante el señalamiento de la presunta participación de un supuesto conductor de la plataforma Uber en la muerte de Mitzi, ni las autoridades o la plataforma han dado un comunicado oficial al respeto, a pesar de que hace más de un mes la propia Fiscalía anunció su convenio con la empresa de transporte digital para inhibir los delitos mediante el uso de datos de registrados en la aplicación.

MARIANA FUENTES SOTO- PUEBLA

Eran poco antes de las 21 horas cuando Mariana Fuentes Soto, estudiante de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP caminaba hacia la casa de su amiga.

Sin embargo, justo cuando la joven estudiante estaba por llegar a su destino, fue interceptada por varios sujetos a bordo de un automóvil Vento, color rojo, registrado en la aplicación de transporte privado Uber. Los amantes de lo ajeno, además de quitarle sus pertenencias, le dispararon, por lo que la universitaria murió de forma casi inmediata.

La amiga de la joven, al escuchar detonaciones de arma de fuego, bajó corriendo, percatandose de que se trataba de Mariana, por lo que pidió ayuda; además, dio aviso de los hechos a la madre de la joven, quien en poco tiempo arribó al lugar para reconocer el cadáver de su hija, quien ese mismo día le había insistido para que le permitiera salir a bailar.

INFORMACIÓN: EL UNIVERSAL, SP Y MILENIO

Comments are closed.