JORGE TORRES ANTECESOR DE RUBÉN MOREIRA SE DECLARA CULPABLE

Jorge Juan Torres-López ex Gobernador de Coahuila y antecesor de Rubén Moreira se declara culpable en Texas por delitos de corrupción relacionados con lavado de dinero. Torres López está acusado del robo y la malversación de fondos públicos por parte o en beneficio de un funcionario público. También está acusado de fraude bancario y fraude electrónico. Torres López asumió la Gubernatura en sustitución de Humberto Moreira, hermano de Rubén. En el ambiente político de Coahuila, se comenta que Torres Lopez seguía instrucciones de Rubén Moreira, más dicha información no esta confirmada.

El acuerdo de declararse culpable Jorge Torres implicaría que colaborará con la entrega de información que llevará a la captura de más delincuentes relacionados con la corrupción en Coahuila y la megadeuda.

Datos en el expediente judicial menciona que los funcionarios estadounidenses descubrieron evidencia de que en 2008 Torres-López y Villarreal-Hernández supuestamente abrieron cuentas en el JP Morgan Chase Bank en Brownsville. Los cargos alegan que usaron estas cuentas para mover dinero a cuentas en el extranjero en Bermudas. Los dos utilizaron fondos robados del gobierno federal mexicano y del estado de Coahuila.

La autoridades norteamericanas relacionan el acaso de Torres López con el de Javier Villareal su subalterno en la Secretaria de Finanzas cuando el fungió como Secretario y operador financiero cuando fue gobernador.

Los cargos alegan que el gobierno mexicano empleó a Torres-López de 1994 a 2011. Sus funciones supuestamente incluyeron el trabajo como director general de Promoción y Desarrollo como secretario de Finanzas para el estado de Coahuila, presidente municipal de Saltillo y gobernador interino de Coahuila. Aproximadamente en diciembre de 2005, Villarreal-Hernández fue nombrado subsecretario de Programa y Presupuesto para el estado de Coahuila. En ese momento, Torres-López era su supervisor. En julio de 2008, Villarreal-Hernández fue designado para el cargo de secretario de Finanzas de Coahuila, donde permaneció hasta su renuncia en agosto de 2011, según documentos judiciales. 

En caso de no llegar a un acuerdo con la corte y ser declarado culpable de lavado de dinero, Torres-López enfrentaría hasta 20 años en prisión y una posible multa de $ 500,000, el doble del valor del instrumento monetario o fondos involucrados en la transacción o ambos. El fraude bancario y el fraude electrónico conllevan penas de prisión de 30 y 20 años, respectivamente, así como hasta $ 1 millón y $ 250,000 en multas potenciales.

Comments are closed.