FALLO EN FAVOR DE MOREIRA, NEGATIVO PARA LA PRENSA: SIP

La Sociedad Interamericana de Prensa calificó de desmesurado, exorbitante y desproporcionado el fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México sobre los 10 millones de pesos que el investigador Sergio Aguayo debe pagar a Humberto Moreira por “daño moral”.

La SIP consideró que esta decisión además sentó un precedente negativo para la prensa “ya que podría incentivar la autocensura e inhibir al periodismo de opinión», afirmó Christopher Barnes, presidente del organismo.

Esta Sociedad recordó que el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, “quien había sido detenido en España acusado de malversación de recursos y blanqueo durante su mandato, demandó a Aguayo por una opinión que publicó en enero 2016 en la que señaló que el exgobernador desprendía ‘hedor corrupto; que en el mejor de los escenarios fue omiso ante terribles violaciones a los derechos humanos cometidos en Coahuila’».

El organismo internacional insistió en la alerta “sobre el uso de demandas millonarias contra periodistas y medios, cuyo fin podría ser un recurso útil de las figuras públicas para frenar críticas o investigaciones».

Por tanto recomiendan al Poder Judicial analizar si las demandas contra periodistas por supuesta difamación tienen el propósito de amedrentar críticas, opiniones e investigaciones.

Exigen también que este poder debe establecer límites a las reparaciones monetarias “para evitar que éstas actúen en detrimento de los medios o inhiban la labor periodística”.

El académico del Colegio de México, Sergio Aguayo, considera que el único propósito del exmandatario priista era intimidarlo mediante una denuncia por desarrollar junto con El Colegio de México (Colmex), una investigación sobre acontecimientos en Allende y Piedras Negras, Coahuila, durante el mandato de Moreira.

A más de tres años de que comenzó esta guerra legal, el fallo dado por el tribunal a favor de Moreira, llevó al académico Aguayo a ampararse, por lo que el proceso judicial aún continúa.

A partir de esta decisión de los magistrados, académicos y periodistas han mostrado solidaridad con Aguayo, dado que es una decisión que han calificado en contra de la libertad de expresión.

Comments are closed.