EVO MORALES PISA SUELO MEXICANO

«Agradecer profundamente al presidente de México, al gobierno y al pueblo por salvarme la vida. Digo esto porque el sábado 9 de este mes de noviembre a uno de mi equipo de seguridad, con mensajes y llamadas telefónicas pidieron que entregara a Evo a cambio de 50 mil dólares», esas fueron las primeras palabras del expresidente de Bolivia, Evo Morales, minutos antes de pisar suelo mexicano.

«Estoy muy satisfecho y contento por darme esta seguridad, salvándome la vida. Muchas gracias», finalizó antes de bajar de la aeronave.

En punto de las 11:09 horas de este martes el primer presidente indígena del país andino llegó a territorio nacional y fue recibido por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien al verlo le tocó el rostro y le dio una palmada en la espalda.

Llegó al que fuera el hangar presidencial en la Ciudad de México y ofreció un breve mensaje en el que aseguró estar agradecido con el presidente Andrés Manuel López Obrador y el pueblo mexicano.

«Es para nosotros el día de hoy un día de alegría porque lo que se ha ofrecido a Evo Morales ha sido efectivo y bueno, ya está aquí en tierras mexicanas donde gozará de libertad, seguridad, integridad, protección a su vida, que son las causas que nos animan», dijo Ebrard Casaubón.

Ya en tierra, Morales Ayma, recordó que «hace tres semanas, quemaron tribunales electorales, ánforas, actas de las elecciones, quemaron sede sindicales, quemaron casas de nuestras autoridades del movimiento político por la soberanía de los pueblos, saquearon, quemaron la casa de mi hermana».

Añadió que si es perseguido es por los programas sociales que impulsó y por estar en contra de la política noeliberal.

«Si algo de delito tengo, es ser indígena, que hemos implementado programas sociales para los más humildes buscando la igualdad, la justicia, yo estoy convencido sólo a ver pa cuando se garantice la justicia social. Qué nuestro peor delito o pecado, es que ideológicamente somos anti imperialistas», pronunció.

El golpe de Estado, dijo, no lo detendrá en su lucha. «Pero también quiero decirles hermanas y hermanos, mientras tenga la vida, seguimos en política, mientras tenga la vida, sigue la lucha y estamos seguros que los pueblos del mundo tienen todo el derecho de liberarse».

Ebrard acompañó al expresidente a continuar con algunos trámites migratorios en el lobby del exhangar presidencial y después fue trasladado en un helicóptero de la Secretaría de Marina.

Durante la conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que fue él quien dio la instrucción de ofrecer asilo político a Morales en cuanto se tuvo información de que renunció al cargo de presidente de Bolivia, por presiones militares.

Por esta decisión, Ebrard desestimó que México pudiera tener alguna diferencia con el gobierno de Donald Trump, pues recordó que debido a que ambos países tienen posturas distintas en temas como la migración o las armas, por lo tanto, dijo, no ha habido ni esperan que haya ningún reclamo de la posición de México sobre el asilo a Evo Morales.

En tanto que en Bolivia, la segunda vicepresidenta del Senado, la opositora Jeanine Añez, se autoproclamó presidenta interina, esto luego de convocar a una sesión legislativa para aceptar formalmente la renuncia de Morales y elegir un reemplazo interino. De acuerdo con el protocolo, ella tomaría el control temporal del Senado, convirtiéndola en la próxima en la fila para la presidencia.

El gobierno mexicano prefirió reservarse los detalles de dónde residirá Evo Morales y de cuántos elementos de seguridad lo resguardarán.

LAS SOLICITUDES DE ASILO

De acuerdo con Ebrard, hay dos tipos de solicitudes: unas son de las personas que ya están en la embajada o en la residencia de México, es decir, en territorio mexicano; «y otras son de personas que les importa mucho que México les dé asilo pero que no están en la sede de la residencia ni de la embajada, son dos grupos distintos. Evidentemente el segundo grupo tiene más riesgo», dijo.

Añadió que en los próximos días trabajarán para lograr de acuerdo a los tratados y convenciones internacionales para lograr que las personas que están solicitando asilo por razones de persecución política puedan tener acceso a un salvoconducto, que es el instrumento jurídico, para ser trasladarlos a México.

Comments are closed.