EVO MORALES A MÉXICO

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, llega a México. Este lunes aceptó la oferta de asilo que le ofreció el gobierno mexicano desde el domingo.

Agencias internacionales dieron a conocer que de acuerdo con una fuente militar peruana “una aeronave de la Fuerza Aérea de México fue por el exmandatario boliviano al aeropuerto internacional de Lima”.

Minutos más tarde el canciller mexicano, Marcelo Ebrard confirmaba: :Evo Morales ya está en el avión del Gobierno de México enviado para asegurar su traslado seguro a nuestro país”.

En tanto que Morales Ayma confirmó vía Twitter: “Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”.

Durante la conferencia matutina, Ebrard Casaubón, explicó por qué México consideró que la salida de Evo Morales fue un golpe de Estado.

En primer lugar, dijo, se dio a conocer un reporte de la Organización de Estados Americanos en relación al reciente proceso electoral en Bolivia, a partir de eso el aún presidente Morales propuso que se realizaran nuevas elecciones, :cosa que el Gobierno de México vio muy bien”, dijo Ebrard.

Sin embargo, el Ejército de Bolivia pidió la renuncia del presidente y el presidente Evo Morales resolvió presentar su renuncia para evitar una guerra civil.

“Por consiguiente, es un golpe porque el Ejército pidió la renuncia del presidente y eso violenta el orden constitucional en ese país”, argumentó el funcionario mexicano.

El canciller argumentó que “se entró en un terreno no previsto en la Constitución, hay una interrupción del orden constitucional”.

La postura de México fue clara desde el inicio: “México por supuesto no vería con buenos ojos ningún tipo de gobierno que no emane de un proceso electoral legítimo”.

El gobierno mexicano además solicitó una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos “porque, a pesar de la gravedad de los acontecimientos, lo que hubo ayer frente al pronunciamiento militar y las operaciones policiales fue el silencio”.

Añadió que el primer y esencial artículo que fundó la Organización de Estados Americanos es la defensa de las libertades y la democracia: “¿Cómo entonces se puede guardar silencio frente a acontecimientos de esta gravedad?”.

A esta declaración se sumó el presidente Andrés Manuel López Obrador, al insistir: “No al silencio”.

El gobierno mexicano también adelantó que haría un llamado urgente a la OEA para pronunciarse y exigir la protección a las libertades y la democracia en los países miembros.

En Bolivia hay 10 mil connacionales y la instrucción de la embajada mexicana es protegerlos frente a cualquier situación de emergencia para los próximos días.

La Secretaría de Gobernación informó que Morales cumple los requisitos para solicitar ser refugiado y asilo político, pero es un trámite que deberá concluir una vez en México ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

“Recibida la solicitud, se garantiza la no devolución del solicitante a su país de origen o al lugar en donde su vida, seguridad o libertad estén amenazadas”, indicó la dependencia federal.

Además de Evo Morales hay otros 20 exfuncionarios, colaboradores del exmandatario indígena que también renunciaron y que también estarían en condiciones de asilo.

Comments are closed.