ESTADOS UNIDOS DECIDIÓ POR LA PERMANENCIA DE MÉXICO EN EL CONVENIO DE LA OPEP

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador decidió mantenerse adherido al convenio de la OPEP no OPEP o el denominado OPEP plus, la secretaria de Energía, Rocío Nahle fue la encargada de explicar cómo se dio la negociación.

“Al final cuando ya tomamos la votación, porque se había acordado, faltaba nada más tomar la votación de Arabia Saudita” y decidieron que era la delegación mexicana quien debía solicitar dicho voto.

Nahle se dirigió al príncipe de Arabia Saudita: “le dije: ´Excelencia, ya México aceptó los acuerdos, y los 22 países también y quiero preguntarle si Arabia Saudita va a estar de acuerdo en lo que se está planteando´ y la respuesta fue ´estamos de acuerdo y felicitamos a México y pidió el príncipe un aplauso especial para la delegación mexicana o para el pueblo de México”, aseguró.   

El presidente López Obrador afirmó que continuar en este convenio es un acto que no afectará al país.

“Ahora vamos a tener que cerrar válvulas, pero ahí está el petróleo, ya es distinto. Y consideramos que no nos va a perjudicar esta medida”, dijo.

El panorama era adverso en la demanda del petróleo crudo, en un contexto en el que en 2018 la demanda fue de 98.84 millones de barriles por día, en 2019 tuvo un pico de 99.67 millones y en febrero de 2020 se registró una caída de 10 millones de barriles. En abril se calcula que habrá 16 millones de barriles menos.

Con la pandemia de Covid-19 la organización de países exportadores de petróleo planteó reducir en un 23 por ciento de la producción de barriles.

México no aceptó el porcentaje que se traducía en 400 mil barriles diarios y mantuvo la postura de que únicamente fueran 100 mil barriles, ante ese panorama, fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump quien llamó al mandatario López Obrador para proponerle compensar los 250 mil barriles de petróleo para mantenerse en el convenio de la OPEP.

Así lo indica la carta que envió Rocío Nahle al secretario general de la Organización sobre esta decisión que se tomó a más de diez horas del inicio de la negociación en la OPEP.

Una de las justificaciones fue la capacidad extractiva de cada país, dado que no se puede comparar la producción de 12 millones al día de barriles de Arabia Saudita con México que únicamente produce un millón 753 mil, por lo que se habría afectado económica y técnicamente.

El gobierno mexicano insiste en que el de Trump fue un acto de solidaridad y sin ninguna condición.

“Aprovecho para agradecer al presidente Trump por su intervención, porque fue una negociación bastante tensa. México fue la excepción en cuanto a reducción de su producción porque apenas nos estamos recuperando de la caída que se venía registrando en la producción petrolera”, dijo el presidente.

López Obrador añadió: “Que dicho sea de paso era también ayudar a los productores de Texas”.

México se quedó con la reducción de su producción de barriles de petróleo en un 6 por ciento y aunque la secretaria de energía asegura que Estados Unidos no pidió nada a cambio, el presidente Trump ha asegurado que México podría reembolsar este acto de solidaridad.

Comments are closed.